sábado, 5 de abril de 2008

“No más secuestros, no más muertes, no más FARC”

Martes, 5 de febrero de 2,008

Exitosa protesta mundial

“No más secuestros, no más muertes, no más FARC”

Ricardo Sánchez-Serra

La iniciativa de jóvenes colombianos de organizar una gran movilización mundial contra las terroristas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y por la libertad de los secuestrados, tuvo una repercusión admirable en todo el mundo.
Y Lima no podía ser la excepción. Es que los peruanos tenemos una experiencia penosa con los tenebrosos secuestros de las huestes terroristas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru y Sendero Luminoso. Sí causó asombro que los movimientos u ONG’s que dicen defender los derechos humanos no estuvieran presentes. Pero era natural, ellos sólo defienden los derechos humanos de los terroristas.
Al respecto, el líder de Renovación Nacional y ministro, Rafael Rey, expresó que “muchas ONG solamente prestan interés a la defensa de algunos derechos humanos, de algunas personas, normalmente a los que coinciden con su ideología muchas veces de orden marxista y socialista y no les interesa tanto condenar el accionar de las organizaciones más bien de izquierda marxista”. Una más de las ONG que siempre se tiñen de rojo.
Los jóvenes marchantes –todos con camisetas y banderas blancas y banderas colombianas– fueron recibidos por el presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, quien oportunamente hizo un llamado a la Organización de Estados Americanos para que se pronuncie sobre la condición de terroristas de la FARC y que se aboque a la liberación de los secuestrados.
La marcha de los jóvenes –secundada por el embajador de Colombia Alvaro Pava–, a la que tuvimos el honor de asistir, estuvo animada con el eslogan por la paz y siguió hasta la iglesia de Santo Domingo, pero sorpresivamente el presidente Alan García les abrió las puertas de Palacio de Gobierno y tuvo palabras emotivas hacia nuestro hermano país norteño. Y culminó con una oración por la paz en Colombia y la libertad de los secuestrados en el templo limeño. Cabe destacar que en la marcha estuvieron dos peruanos que habían sido secuestrados por las FARC.
Los jóvenes colombianos formularon su rabia y su dolor: “expresemos que no queremos más el uso de las armas como una expresión de lucha por el poder. Que nos tomen en cuenta. Que somos más los buenos que no somos noticia, y que sea esa la imagen que se vea en los medios de comunicación y que se abran los micrófonos y las páginas de los periódicos y se volteen las cámaras a mirar la cara de cada uno de los colombianos que sí quiere vivir en una Colombia en paz, y que quiere una Colombia en paz para las próximas generaciones”.
Las FARC son actualmente el mayor generador de violencia y pretenden un estado de beligerancia reconocido internacionalmente. Aliadas con el narcotráfico, van a cumplir 43 años dedicadas a cometer matanzas, secuestros y extorsiones. Desde el año 1996 al 2007, 12 mil 168 fueron secuestrados por las FARC. Actualmente tienen en su poder a 746 secuestrados. Ocho peruanos fueron secuestrados y uno murió en cautiverio. Como dicen los jóvenes “No más secuestros, no más mentiras, no más muertes, no más FARC”.