sábado, 5 de abril de 2008

La ignorancia es atrevida

Publicado en el diario "La Razón" 09 de Mayo de 2007

La ignorancia es atrevida

Ricardo Sánchez-Serra*

Debido a la propaganda de ficción de los enemigos de la Iglesia, algunos creen que el Opus Dei es una organización secreta, o de élite, que pretende apoderarse del gobierno de un país o de la jerarquía de la Iglesia. Asimismo, unos pocos seguidores de la proscrita Teología de la Liberación se han encargado de desprestigiarla sin fundamento valedero.
No soy miembro del Opus Dei, pero me indigna como católico que se digan tantas barbaridades y mentiras de una institución leal al papado y fidelísima de la Iglesia Católica.
El Opus Dei ("Obra de Dios") es una prelatura personal de la Iglesia Católica, fundada por San Josémaría Escrivá de Balaguer en 1928, por "inspiración divina", como expresó el muy querido Papa Juan Pablo II, al igual que la Madre Teresa de Calcuta que, por "inspiración divina", creó las "Misioneras de la Caridad".
Todos los papas (Pío XII, Juan XXII el Papa Bueno, Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI) le han encomendado trabajos misionales o han aprobado, en general, su mensaje que es hacer de la vida diaria un camino hacia la santidad.
El Perú tiene el orgullo de tener, en el mundo, el primer cardenal nombrado por el Papa, de las filas del Opus Dei, Juan Luis Cipriani Thorne, un hombre de Dios, que ha sido satanizado por políticos de doble moral, por las fuerzas de izquierda jurásicas y por los caviares pseudos modernistas, cuya campaña ha sido detalladamente explicada por Federico Prieto Celi, autor del magnífico libro "El Trigo y la Cizaña. Radiografía de una conjura contra el cardenal Cipriani".
Los enemigos de la Iglesia Católica desprestigian al Opus Dei, porque es una organización escudo de baluartes tradicionales, inapelables e inflexibles de la Iglesia en temas como el aborto, unión homosexual, anticonceptivos, píldora del día siguiente, manipulación genética. La campaña anticatólica llega hasta el cine, como por ejemplo, el filme sobre el Código Da Vinci, un mamotreto pseudo histórico que denigra la "Obra de Dios". Es increíble la cantidad de miles de millones de dólares que se gastan en libros y documentales embusteros y difamadores. "Confunde y venderás", "miente, miente que algo queda" (máxima del nazi Goebbels), es la estrategia no sólo de los anticatólicos, sino también de los malos católicos disfrazados de ovejas.
Como dice Paul Harman respondiendo la pregunta ¿qué es lo que hace el Opus Dei como institución? "Proporciona formación a gente común y corriente para ayudarles a vivir la vocación cristiana en sus quehaceres diarios. Promueve en todos los ambientes de la sociedad la toma de conciencia de la vocación a la santidad –es decir, procura que todos los hombres y mujeres sientan la responsabilidad de saberse personalmente llamados por Dios a ser santos–, y especialmente de la vocación a la santidad en el propio trabajo ordinario y la actividad de cada día. Este objetivo se persigue con una profunda formación personal que el Opus Dei proporciona a través de retiros, charlas, clases doctrinales, dirección espiritual, etc., tanto para sus miembros como para las personas que deseen beneficiarse de esos medios".
Seamos verdaderos católicos y defendamos las instituciones de la Iglesia.