miércoles, 30 de septiembre de 2015

Tía María y un inexistente Estado

Publicado en el diario LA RAZÓN el 30 de setiembre de 2015

http://larazon.pe/opinion/40520-tia-maria-y-un-estado-inexistente.html/


Tía María y un inexistente Estado

Ricardo Sánchez Serra

El Estado se ha mal acostumbrado a que las empresas mineras lo reemplacen en los pueblos en donde está ausente y esperan fácilmente que dichas compañías, hagan carreteras, escuelas, postas, represas y toda clase de servicios, recibiendo cómodamente sentado una millonada de dólares, además que regiones y municipalidades reciben otros millones por conceptos de canon y regalías.

Muchas de estas empresas sufren además presiones, por no decir, chantajes, para poder operar lícitamente, estando a merced de la autoridad local, mientras el Gobierno Central muchas veces se hace de la “vista gorda”, en un negligente “dejar hacer, dejar pasar”.

En el caso del tan esperado proyecto cuprífero Tía María, el Estado ha sido muy irresponsable, dejando que los terroristas antimineros siembren el terror en la población del Valle de Tambo, la increíble participación de los “espartambos” y “huaraqueros” (aprendices de subversivos) sin prevenir las muertes que atizaron la violencia.

Gracias a que las Fuerzas Armadas impusieron el orden –porque la policía había sido desbordada por las turbas- y el Poder Judicial cumplió con su labor, se impuso un estado de excepción y aunque hoy fue levantado, la empresa minera Southern Perú está desarrollando su programa “Reencuentro”, con gran aceptación de la población. ¿Tan difícil era que el Estado apoye desde un primer momento y evitar las protestas?

El Estado aún no sabe cuál es su papel. Está muy dubitativo, a pesar que el propio presidente Ollanta Humala señaló que “el proyecto Tía María beneficiará al país… y lo que hay que hacer es convencer a la población que es un proyecto positivo”.

Los terroristas antimineros están aprovechando esta vacilación. Ya han parado tres días durante el desarrollo del foro minero más importante del país y Latinoamérica, paro legítimo de una pequeña minoría, pero que quiere imponerse sobre la mayoría y en la que reaparecieron los “espartambos” y cerraron por horas la Panamericana Sur, cometiendo delito. Me pregunto ¿cuántos detenidos hay? La nueva legislación impone sanciones de hasta 10 años de prisión a quienes bloqueen carreteras.



La gimnasia revolucionaria de los subversivos está nuevamente en funcionamiento: ya pararon tres días, bloquearon carreteras, ahora han anunciado que paralizarán inter diariamente y así van aumentando sus acciones, mientras el Gobierno espera que la Southern Perú continúe con su plan “Reencuentro” para después de instalar las mesas de diálogo. ¿Por qué no lo inicia de una vez? ¿Qué está esperando? Los titubeos de la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, no hacen bien a la minería, ni al país. Es palpable su falta de liderazgo, como su ausencia cuando le tocaba disertar en Perumin (la remplazó muy bien el viceministro Guillermo Shinno, pero el auditorio quería a la jefa del portafolio), y que, ante las críticas, tomó el primer avión para Arequipa al día siguiente, para resarcir su error.

Igual sucede con el gobierno regional de Arequipa, cuya gobernadora Yamila Osorio, como Pilatos, pretende lavarse las manos y no está a la altura de su cargo.

Con esas autoridades ni a misa.


Twitter @sanchezserra