domingo, 20 de septiembre de 2015

Gran Bretaña quiere engañar al mundo sobre Malvinas y el abominable caso Diego García

Publicado en el diario digital AERONOTICIAS de Perú

http://aeronoticias.com.pe/noticiero/index.php?option=com_content&view=article&id=55778:gran-bretana-quiere-enganar-al-mundo-sobre-malvinas-y-el-abominable-caso-diego-garcia&catid=26:26&Itemid=579

Y en el DIARIONCO.NET de Argentina

http://www.diarionco.net/gran-bretana-quiere-enganar-al-mundo-sobre-malvinas-y-el-abominable-caso-diego-garcia/

Gran Bretaña quiere engañar al mundo sobre Malvinas y el abominable caso Diego García


Ricardo Sánchez Serra*

El general José de San Martín solicitó que los detenidos de los centros penitenciarios de Las Malvinas y la Patagonia sean asignados al Ejército de los Andes para liberar a Chile y el Perú, comentó en su visita oficial al Perú, el embajador Daniel Fernando Filmus, Secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes en el Atlántico Sur de la cancillería argentina.

“El Libertador estaba desesperado porque se encontraba varado en Mendoza debido a que le faltaban refuerzos y el Gobierno de Buenos Aires se los negaba, por lo que escribió al teniente gobernador de San Juan pidiendo que interceda”, agregó Filmus informando que la carta de San Martín –fechada el 14 de agosto de 1816- fue recuperada recientemente de una subasta en Londres.

Tal hecho histórico fue revelado durante la conferencia “La Cuestión de las Islas Malvinas. A 50 años de la Resolución 2065 (XX) de las Naciones Unidas”, realizada en la Academia Diplomática del Perú (ADP), ante un selecto auditorio conformado por miembros del Cuerpo Diplomático, internacionalistas, periodistas, autoridades de la cancillería peruana y alumnos de la ADP y agradeció el apoyo que siempre brinda el Perú a Argentina sobre Malvinas.



Filmus, quien previamente se había entrevistado con el vicecanciller Julio Martinetti y con el presidente del Congreso Luis Iberico –además de la Comisión de RREE del Legislativo- expuso numerosos hechos históricos que respaldaban la soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas, territorio heredado de la colonia española y que fueron invadidas por Gran Bretaña en 1833.

El Perú solidario con Argentina

Desde entonces, sucesivos gobiernos argentinos reclamaron el territorio. Cabe resaltar que Brasil, Perú y Bolivia, fueron los primeros países que se solidarizaron e incluso nuestra nación brindó los importantes documentos sobre las islas. El 14 de junio de 1833, el Perú rechazó la invasión inglesa expresando que “violaba el derecho de gentes” y que ello “no solo era un ultraje a la República Argentina, sino también el desprecio que envuelve a las demás naciones americanas”.

El ex canciller y director de la ACD, Allan Wagner, aprovechó la ocasión “para subrayar, una vez más, la solidaridad y el total apoyo del Perú a esta causa, que compromete a todos los pueblos de América Latina para que Argentina pueda recuperar su soberanía sobre las islas Malvinas”.

Este año se cumple 50 años de la aprobación de la Resolución 2055 (XX) de la Asamblea General de la ONU, que reconoce expresamente la existencia una disputa de soberanía entre Argentina y Gran Bretaña sobre la cuestión de las Islas Malvinas e insta a las dos partes a encontrar una solución pacífica sin demora, a través de negociaciones bilaterales y teniendo en cuenta los intereses de los habitantes.

Solo con la diplomacia Argentina quiere recuperar Malvinas

“La paz y la diplomacia serán las vías para que Argentina recupere las islas Malvinas, que se hará más efectiva con el apoyo regional”, señaló Filmus, que fue ministro de Educación y acaba de ser elegido representante en el Parlasur, el Parlamento del Mercosur.

También estuvo en la mesa de honor, el embajador de Argentina Darío Pedro Alessandro –de gran labor en Perú-, quien asimismo criticó la irresponsable ocupación de los militares argentinos en 1982, quienes enlutaron la Nación y ahondó en el cambiante accionar diplomático británico, que ahora se basa en apoyar la autodeterminación de los isleños. Y que sin embargo, desoye la invitación de las Naciones Unidas para negociar la soberanía de las islas, cuya ocupación tiene ya 183 años.



Filmus precisó que el Reino Unido ha cambiado la argumentación defendiendo la autodeterminación de los isleños y “trata de demostrar hipócritamente que la potencia colonial es Argentina, que pretende quedarse con esas islas que no son propias, atentando contra la autodeterminación”. De los 17 territorios no autónomos pendientes de descolonización, 10 están usurpados por los ingleses, quienes apoyan en mil idiomas la descolonización –y no los sueltan-, pero que solo en los casos de Malvinas y Gibraltar apoyan la autodeterminación.

Población trasplantada

Debe quedar claro para los lectores que la población nativa fue argentina y expulsada en 1833 por los británicos. La actual, llamada kelper, es trasplantada y es británica y de otras nacionalidades. Así que ¿de qué autodeterminación hablan? Y todavía para defender su farsa los británicos organizaron un referendo preguntándole a los nativos británicos si querían ser británicos.

Recuerdo que el gobierno británico tuvo la osadía de llevar a un grupo de kelpers a las Naciones Unidas, al IV Comité de Descolonización, para sorprender a los diplomáticos. La propia presidente Cristina Fernández de Kirchner –viajó a Nueva York acompañada por políticos, congresistas, ex combatientes y madres de combatientes- puso en evidencia la actitud británica, reclamó en forma vehemente la reanudación de las negociaciones y presentó iniciativas de la cancillería inglesa a Argentina:

“Las banderas británicas y argentinas serían enarboladas juntas, y los idiomas oficiales serían inglés y español.
“Segundo.- Todos los ‘nativos’ de Las Islas  poseerían doble nacionalidad.
“Tercero.- Los pasaportes de la colonia existente serían reemplazados por documentos de viajes, emitidos por los condóminos.
“Cuatro.- La Constitución, administración y el sistema legal actuales tendrían que ser adaptados a las necesidades de un condominio. El Gobernador podría ser designado alternativamente por la Reina y el Presidente de la Argentina.
“Cinco.- Los demás cambios constitucionales requerirían el acuerdo de los condóminos”.
Los condóminos son la reina de Gran Bretaña y el presidente de Argentina.

Y la contrapropuesta argentina, señalada por la presidente fue:
“Las banderas de ambos países flamearán conjuntamente en edificios y actos públicos. Las banderas argentinas, británica y local tendrán curso legal en Las Islas con el tipo de cambios que se fije de común acuerdo. Los pasaportes o cualesquiera otros documentos actualmente en uso para los “nativos” de Las Islas serán reemplazados por otro único que los administradores conjuntos determinarán.
4- Serán administradores conjuntos el Excelentísimo señor Presidente de la República Argentina y su Majestad Británica.
5- Serán idiomas oficiales en las Islas Malvinas el español y el inglés, en los cuales estarán redactados obligatoriamente todos los documentos oficiales.
6- Se adaptarán a la administración conjunta las normas legales del territorio continental argentino, británicas y vigentes en Las Islas.
7- Los “nativos” de Las Islas gozarán los beneficios de la doble nacionalidad argentina y británica para todos sus efectos.
El punto 8 y último dice: Alternativamente cada uno de los administradores conjuntos, designará por el término de dos años al Gobernador de Las Islas. El primer legislador, bajo el régimen de administración conjunta, será designado por el Excelentísimo señor Presidente de la República Argentina; el otro administrador conjunto designará al secretario de la Gobernación, o si se produjera una modificación en la organización administrativa del gobierno de Las Islas al funcionario con  tareas ejecutivas, que siga en jerarquía al gobernador.
El punto 9 y principal: Será propósito fundamental de la administración conjunta facilitar la gradual integración de la posición de las Islas a la vida política, económica, social e institucional de la República Argentina”.

La presidente argentina finaliza su intervención diciendo:
“Lo único que pretendemos, señor Presidente, es dejar atrás esta historia de colonialismo, esta historia anacrónica y construir una nueva historia en base al diálogo.

Mire que poco pedimos: dialogar. No estamos pidiendo que nos den la razón; no estamos pidiendo que diga que “sí, las Malvinas son argentinas”. Estamos pidiendo apenas nada más ni nada menos que se sienten a una mesa a dialogar.

¿Puede alguien en el mundo contemporánea negarse a dialogar y luego querer convertirse en adalid de los derechos humanos, de las libertades, del mundo civilizado, del mundo occidental y cristiano? La verdad…la verdad que no, señor Presidente…”

Volviendo a la exposición de Filmus, él nos brinda un dato interesante: “Hace 100 años el 24 % de la población del mundo no podía elegir su gobernantes, porque eran parte de la imperio británico”. Y, hoy, en pleno siglo XXI, es inconcebible que persista el colonialismo.

Cabe destacar que “ninguna Resolución de la ONU habla de autodeterminación. Dos veces el Reino Unido intentó corregir las Resolución 2065, sin éxito. La Asamblea General dijo que se trata de una controversia territorial, una descolonización a través de una disputa de soberanía y que debería ser entre Reino Unido y la Argentina”, informó el ilustre visitante.

Entre otros datos sorprendentes, Filmus precisa que “en Malvinas viven 2840 personas y 1800 soldados. Es una población que no crece. En el primer censo británico de 1946, el 92% era nacido en las islas. Hoy es menos de la mitad: 47.15 % nacido en las islas; la mayor parte no es originaria, vienen de otras colonias o del propio Reino Unido ciudadanos británicos en su gran mayoría, y ciudadanos de otros lugares del mundo, con una migración muy regulada. Los nativos decrecen y son reemplazados por otras poblaciones”.

Y, agrega, “los argentinos tienen prohibido residir y ser isleños, y el que decide es el gobernador, que es designado por la reina británica”.

Caso Diego García

El embajador Filmus nos ilustra sobre el caso de la isla Diego García, que fue alquilada por el Reino Unido hace 50 años a Estados Unidos. Este último país la quería transformar en base militar y la pidió “desocupada y desinfectada” para lo cual desalojaron a los 2000 chagosianos que vivían allí y trasladaron hacia las islas Mauricio y Seychelles.



Estos habitantes inician juicio contra el Reino Unido y EE.UU. El año que viene se tiene que devolver la isla a los británicos, por lo tanto los chagosianos quieren volver, el caso está en el Alto Tribunal de Londres. Gran Bretaña niega el regreso aduciendo que es una ´reserva marina protegida´, que se trasgrede el tratado con EE.UU. y que esa población no tiene el derecho para proclamar su autodeterminación.  Ya una corte inglesa decretó ilegal el desplazamiento forzado de los nativos.

Chagosianos

De acuerdo a un wikileaks, Colín Roberts, máximo responsable del Territorio Británico del Océano Índico, le dice a un funcionario norteamericano "el establecimiento de una reserva marina podría ser la forma más eficaz, a largo plazo, para evitar un reasentamiento", porque ese pueblo se dedica a la pesca, se les prohíbe pescar y no van a volver. El norteamericano le retruca que los chagosianos están por ganar un juicio en Londres y el inglés le indica que "el lobby ambiental británico es más poderoso que el de los abogados de los chagosianos"; además, en el citado cable: "London1156" Roberts llama a los chagosianos (de raíz africana) como "Man Fridays", que rememora al sirviente "Viernes", de la novela Robinson Crusoe.

Colin Roberts

“Ese representante británico que se dirige en forma muy peyorativa a los isleños y que les negó el regreso es Colin Roberts, el actual gobernador de Malvinas, que decide quién es ciudadano o no y quién reside o no, de parte del gobierno inglés…”, manifiesta Filmus.

Gran Bretaña no quiere negociar sobre Malvinas por su importancia geopolítica, proyección a la Antártida, y aprovechamiento de sus recursos naturales; y así como en Diego García, le interesa un comino a la población.

*Analista internacional
Miembro de la Prensa Extranjera
Twitter: @sanchezserra