miércoles, 9 de septiembre de 2015

El siniestro abuso del internet

Publicado en La Razón, el 9 de setiembre de 2015

En PERUINFORMA.COM http://peruinforma.com/opinion-2/el-siniestro-abuso-del-internetpor-ricardo-sanchez-serra/


En la Web de la Federación de Periodistas del Perú: http://www.fpp.org.pe/el-siniestro-abuso-del-internet/

El siniestro abuso del internet


Ricardo Sánchez Serra

Muchos padres están preocupados porque sus hijos desperdician mucho tiempo frente a las pantallas (computadora, iPad, celular, Tv), pero no basta con que se desvelen, tienen que tomar acciones inmediatas y ser conscientes que son los únicos que deben regular sus usos.

Niños y adolescentes necesitan ser guiados para un uso responsable de las nuevas tecnologías, que ante la invasión, están causando estragos en sus vidas y aumentando los tratamientos psicológicos.



El terapeuta mexicano Abisaí Vargas Ramírez expresó "de 10 jóvenes que ingresan a las redes, a la internet y que la mal manejan -porque la tecnología ni es mala o buena, es amoral, es buena o mala según el uso que se le dé y los fines con que se utiliza- se quedan entrampados de 7 a 9 alumnos y se convierten en adictos".

En su exposición “Educación en el uso de las pantallas en los niños y adolescentes”, que se realizó en el colegio Los Álamos, de Jesús María, el educador español Luis Fabregat, recomendó a los padres que ayuden a sus hijos a desarrollar la atención voluntaria para el éxito de la vida, es decir, “la capacidad de fijar la atención en algo que importa, que necesitamos y evitar la atención involuntaria de lo que nos distrae”

Agregó que esa atención voluntaria se va formando en las conexiones neuronales y es responsable de las sensaciones, la lógica, el lenguaje, las decisiones, planes, por lo que es menester, que “los niños de 0 a 2 años estén completamente alejados de las pantallas”.

“La obligación de los padres es brindar estímulos, porque repercute para toda la vida, que adquieran el hábito de la lectura. Si un niño no lee, no leerá jamás, salvo excepciones”.

“Por eso –prosigue Fabregat- los padres deben activar en lo chicos las conexiones neuronales, que usen el tacto, estar en contacto con la naturaleza, jugar con objetos fomentando la creatividad, gozar lo bello de la vida, como cuando éramos pequeños. Deben favorecer el mundo off line: correr, jugar, aficiones, bailar y se logrará mayor capacidad de atención e influencia en el estudio”.

Prestar mayor atención a los hijos y aconsejarlos es fundamental para su propio crecimiento, que obtengan relaciones personales de calidad. Asimismo, “motivarlos de hacer algo por los demás, que es la motivación trascendente, lograr su propia satisfacción que los hará mejores personas. Los grandes avances de la humanidad se deben a las motivaciones internas”, explica.

Las pantallas solo logran la atención involuntaria y no deja que se desarrolle la voluntaria, que es la que nos sirve para la vida. “Éstas absorben, son ladrones de las horas de sueño, que repercute en la capacidad de atención, causan problemas de rendimiento, aumenta la fatiga, llega a un punto que su abstinencia causa ansiedad, se aburren”, manifiesta el educador.

Los padres deben fijar las reglas –y dar el ejemplo-, que no sientan que se imponen, conversar más con ellos, desterrar el celular en las horas de la comida, el uso de la tecnología debe ser supervisado y lograr que ellos se autocontrolen.


Darle las pantallas para que “no molesten”, es no quererlos.

Twitter: @sanchezserra
https://www.facebook.com/ricardosanchezserra/posts/10204973988845158?pnref=story