martes, 8 de septiembre de 2015

Estados Unidos y la OTAN son culpables por drama de refugiados. Tags: Turquía, Estado Islámico, Siria, Libia, Marruecos, Sáhara Occidental, Yemén, Libia, kurdo, Egipto, Argelia, Túnez, Francisco, Naguib Sawiris

Publicado en el diario digital AERONOTICIAS
http://aeronoticias.com.pe/noticiero/index.php?option=com_content&view=article&id=55615%3Aestados-unidos-y-la-otan-son-culpables-por-drama-de-refugiados&catid=26%3A26&Itemid=579

Estados Unidos y la OTAN son culpables por drama de refugiados

Ricardo Sánchez Serra*

La foto del niño kurdo muerto en una playa de Turquía grafica el drama de los millones de refugiados, el más grave después de la segunda guerra mundial.



Es hora de señalar culpables y que éstos solucionen el problema. Así de fácil.

Siendo de pensamiento proccidental y sin ningún atisbo izquierdista, son los Estados Unidos y los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), además de las naciones árabes del Golfo, los que deben enmendar la crisis de los refugiados porque ellos la causaron.

De ninguna manera apruebo los regímenes dictatoriales, porque son totalitarios y violadores de los derechos humanos, pero se han destrozado países con la excusa de derribar dictadores o eliminar amenazas a los aliados y han originado la peor amenaza al mundo que es el Estado Islámico (EI).

La intervención en Iraq con el pretexto de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva, químicas y bacteriológicas -sumada a la intervención en Siria al apoyar a los detractores de Al Assad- y el derribo de Muammar Gadafi en Libia, han creado estados inviables, germen del abominable EI, aparte que han desequilibrado la geopolítica de la región.

Hay un país en descomposición como Yemén –que de acuerdo a la ONU está al borde de la hambruna-, el gigante iraní no tiene contraparte. Exporta su chiismo, que amenaza a las naciones del Golfo, que han tenido que crear un súper ejército árabe para defenderse. Jordania está bajo amenaza.

La dubitativa Turquía se encuentra en riesgo de mayores ataques terroristas del EI. Su odio a Al Assad la cegó y su tradicional desconfianza o enemistad al pueblo kurdo -que se bate heroicamente en desigual lucha contra el EI, buscando su supervivencia- ha hecho que ese grupo terrorista crezca. Basta con un tronar de dedos para que Turquía elimine al EI, conjuntamente con la coalición propiciada por Estados Unidos.

Túnez, Argelia y Egipto se mantienen estables con aislados ataques terroristas. Estas últimas naciones contribuyen a la paz en la región, como estabilizar a Túnez y unir a Libia. Marruecos apoya al súper ejército árabe, para que en un eventual conflicto, al acercarse el 40 aniversario de la invasión del Sáhara Occidental o posteriormente, los saharauis vuelvan a las armas para recuperar legítimamente su territorio, ante la inacción de la ONU. Marruecos no está libre de los ataques del EI y muchos marroquíes están alistados en ese grupo terrorista.

Como dice el papa Francisco, el mundo vive una especie de tercera guerra mundial combatida ‘por partes’. Y sobre los refugiados “todos somos responsables… hoy día, lo estamos viendo, migran de su país buscando un futuro mejor, y mueren, tantos mueren durante el camino".

Estados Unidos y los países europeos miembros de la OTAN son directamente responsables de la crisis de los refugiados y por lo menos tienen la obligación moral de acogerlos y de destruir al monstruo del EI que propiciaron y restablecer la paz en la región. Solo los refugiados sirios son más de cuatro millones, a julio, de Acuerdo al Alto Comisionado de Refugiados.

Resulta plausible la iniciativa del millonario egipcio Naguib Sawiris de comprar una isla griega o italiana, para instalar allí a miles de  refugiados y es irrisorio que los aliados solo reciban a unos cuantos miles de ahora a varios años, cuando ellos causaron la catástrofe en Siria. Es necesaria más humanidad, por amor a Dios. 

*Analista internacional
Twitter: @sanchezserra