miércoles, 29 de enero de 2014

Perú-Chile: La Haya, del lobo un pelo


Publicado en La Razón, de Lima-Perú, el 29 de enero de 2014


La Haya, del lobo un pelo

Ricardo Sánchez Serra

No estoy tan triunfalista como se encuentran algunos colegas y analistas. El fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya ha pretendido ser equitativo y han dado una solución (¿mágica?) no muy pegada al Derecho Internacional, porque, por ejemplo, los tratados de límites entre los países son expresos y, sin embargo, ha dado validez a lo tácito, que se venía cumpliendo desde el acuerdo pesquero de 1954.

Para Chile le queda toda la riqueza pesquera, adyacente a la costa; al Perú un alta mar –como zona económica exclusiva- que todavía hay que investigar qué hay. Tacna con parte de su territorio con “costa seca”, es decir la playa es peruana, pero te mojas los pies en mar chileno. Ganó el Perú, perdió la heroica Tacna.

Recuperamos –no ganamos- parte del mar de Grau, también es importante. “Ganamos la paz con los hermanos chilenos”, señalan y Álvaro Vargas Llosa –que se comportó como pro chileno en su artículo publicado en la Tercera de Chile- mencionó ayer en una entrevista a un canal de televisión, que con este fallo los peruanos deben dejarse de complejos. ¿Me río? Solo los ilusos le dan prensa…

Chile jamás fue amigo del Perú y siempre codició sus riquezas. Ahí está la historia que no me deja mentir. Fíjense cómo era la frontera entre los dos países antes de 1879. Se apoderó de territorios bolivianos y peruanos luego de la guerra de conquista del Pacífico. Y si los peruanos tenemos recelos de los chilenos, fue por su guerra de barbarie. Ahí está la expedición Lynch –que tanto alaban los chilenos- que hoy hubiera sido juzgado por genocida y criminal de guerra, por tribunales internacionales.
 
El Repase

Volviendo al tema de La Haya ¿ya terminó todo? Todavía, todavía. Los chilenos muestran su tramoyista discrepancia y señalan que su implementación va a tardar por las dos partes. Es más, le preguntaron al canciller Alfredo Moreno, si Perú ya podía tomar posesión de esa porción de mar y él dijo que no. ¿No era que el fallo de La Haya se cumple inmediatamente? ¿En dónde está la buena fe chilena? Y así quieren que los peruanos no tengamos recelos de los chilenos.

Se le viene a Chile otra demanda ante La Haya por el lado boliviano. El Tratado de 1904 entre Chile y Bolivia refrendó el enclaustramiento, pero no habla del mar y de las islas aledañas a Antofagasta.

1 comentario:

Geraldo Capillo dijo...

Muy Buen Blog !
Los invito a visitar mi blog !
http://geraldocapillo.blogspot.com/
Gracias !