miércoles, 20 de junio de 2012

Abortistas admiten derrota en Cumbre de Río

Perú votó en contra de posición de El Vaticano....

Abortistas admiten derrota en Cumbre de Río

rio20Por Carlos Polo
Ninguna mención a los llamados “derechos reproductivos” ni “servicios de salud reproductiva”, ambos eufemismos para el aborto, fueron incluidos en el documento final de la Cumbre de Rio+ 20. Fueron sencillamente rechazados por la comunidad internacional. Los grupos feministas radicales y pro aborto ya comenzaron a protestar públicamente en clara aceptación de su derrota. Esto constituye también un mensaje claro de rechazo a la política externa de la Administración Obama, el gobierno más abortista de la historia de EEUU, pues ni toda su diplomacia ni los millones con que financia a ONU le alcanzaron para lograr sus propósitos en este evento.
En los últimos 6 meses, el Fondo de Naciones Unidas para Actividades en Población (UNFPA) conjuntamente con los gobiernos de Noruega, Islandia, los falso católicos autodenominados “Catholics for Choice” y la IPPF que es el mayor proveedor de abortos del mundo habían trabajado febrilmente para aprovechar la Cumbre Rio +20. Su propósito era que tanto el aborto legal como el control poblacional sean parte de los esfuerzos gubernamentales para lograr un desarrollo sustentable.
“Catholics for Choice” había distribuido numerosas y costosísimas publicaciones para descalificar al Vaticano como observador permanente en Naciones Unidas. Cada día es más evidente que no se trata de católicos verdaderos sino de una estrategia de desinformación. Sin embargo, llama poderosamente la atención que esta institución tenga disponibilidad de tantos recursos económicos para dedicarse a la política internacional y precisamente para atacar a la Santa Sede. En uno de los documentos más recientes este grupo afirma que la Santa Sede tiene “la tendencia a insistir en posiciones alejadas del consenso internacional” y que atentan contra “el consenso internacional en derechos humanos retrocediendo el tiempo en principios y normas que son muy valoradas en Naciones Unidas”.
Con tantas necesidades alrededor del mundo, da coraje ver tanto dinero malgastado porque nadie les creyó. Ni que sean católicos, ni que el aborto es una forma de alcanzar el desarrollo sustentable.
Efectivamente una vez se reunieron en un evento ONU las muchas ONGs feministas pro aborto cuyos fondos si podemos sospechar de dónde vienen. La llamada Coalición Internacional por la Salud de las Mujeres realizó un evento paralelo el pasado 14 de Junio cuya única tesis fue que “la legalización completa del aborto es una forma de alcanzar el desarrollo sustentable”.
El contrabando ideológico al descubierto
El poderoso lobby por los llamados “derechos reproductivos” y “servicios de salud reproductiva” debutó internacionalmente en las Conferencias de El Cairo (1994) y Beijing (1995). Desde esa fecha no hay evento ONU sobre asuntos sociales, sea de consumo de tabaco o de derechos de los discapacitados, donde este lobby liderado por IPPF no trate de incluir alguna mención a estos supuestos “derechos” que favorecen el aborto legal. Durante años se esforzaron por hacer creer que ese discurso no tiene nada que ver con el negocio del aborto pero los hechos demuestran que el contrabando ha quedado al descubierto.
Para varios expertos que siguen de cerca estos eventos ONU, la mejor noticia es que hoy mucho más países están alertas de este engaño. La decisión de retirar toda mención de “derechos reproductivos” y “servicios de salud reproductiva” se debe a que hubo más países que denunciaron que estos conceptos incluyen el aborto y mucho menos siguiendo a EEUU diciendo (falsamente) que no incluye el aborto.
Los países que intervinieron para remover estos conceptos del documento final de Rio+20 fueron: Vaticano, Rusia, Honduras, República Dominicana, Nicaragua, Chile, Siria, Egipto, Malta, Polonia y Costa Rica.
Los países que estuvieron a favor de incluirlos junto a EEUU fueron: Bolivia, Perú, Uruguay, México, Noruega, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Suiza e Islandia.
Llama la atención que los delegados de los países latinoamericanos hayan defendido una posición claramente contraria a lo que dice la Constitución y los marcos legales vigentes en sus países. ¿las autoridades de sus países estarán al tanto? ¿se dará a conocer sus nombres y las directivas que recibieron de sus embajadas?