miércoles, 6 de abril de 2011

Llegó la hora decisiva


Publicado en La Razón, de Lima-Perú, el 7 de abril de 2011

El Látigo del Rufus

Llegó la hora decisiva

Por Ricardo Sánchez-Serra*

La soberbia y la vanidad en política son muy malas consejeras. Los candidatos que se creyeron presidentes antes de tiempo, hoy o están en peligro de pasar a la segunda vuelta o ya están eliminados. En cambio, otros que trabajaron como hormigas, con humildad y sin aspavientos y lo más importante, que escucharon a sus asesores o rectificaron sin necedad su accionar, les está sonriendo el éxito.
Luis Castañeda, por ejemplo, empezó bien. Estuvo en el primer lugar. Tiene un círculo amical-político muy cerrado -en donde él destaca nítidamente- y excluyente que no deja surgir nuevas figuras y en donde la crítica está ausente por el temor. Como errores de campaña destacan el despido de sus marketeros en momentos cruciales y la falta de spots publicitarios –por falta de financiación o por táctica para dejarlo al final- que refuercen sus intervenciones en mítines o en entrevistas periodísticas. Castañeda siempre ha tenido la última palabra. Él es su propio marketero. Su agresividad al final del debate puede ser vista como desesperación. Si hubiera actuado así desde el principio otros réditos electorales habría obtenido.
Alejandro Toledo la tenía asegurada. Bien planificada su campaña –millonaria además-, con apoyo de medios de prensa masivos, llegó a estar en primer lugar. Pero la arrogancia lo dejó mortalmente herido. No hacía caso a nadie, pues él ya había sido presidente y se las sabía todas. Propuso iniciativas lejanas a la realidad peruana y contra el derecho natural, como lo es el aborto, los mal llamados matrimonios gays y la legalización de las drogas. La Iglesia en pleno, con el Cardenal Juan Luis Cipriani a la cabeza, salió en defensa de los principios más prístinos como el derecho a la vida. Todos los púlpitos en el país resonaron domingo tras domingo en las Homilías. Ahí empezó la caída de Toledo, que empezó a retractarse, pero muy tarde. Su caída libre en las encuestas es fatal. Tendría aún una pequeña chance de pasar a la segunda vuelta porque su respaldo es parejo en todas las clases sociales. Está tratando de convencer que el único que le gana a Humala es él, que no es tan cierto y su trayectoria, alejada muchas veces de la verdad, le está pasando la factura. Veremos.
Pedro Pablo Kuczynski es el pitufo que creció lentamente pero seguro. Mientras los primeros en las encuestas se sacaban el alma, él subía como la espuma. Su voto frágil se convirtió en duro. Hasta que se detuvo por el apoyo demasiado tenue de los bolsones D y E. Debió regalar masivamente en la sierra los PPCuy. Pero, todo puede suceder. Es uno de los candidatos que menos resistencia tiene en votar por él. Sus adversarios lo presentan ahora y muy demoledoramente como que no podría ganarle al candidato de Gana Perú, lo que no es cierto.
Ollanta Humala, el favorito de la primera vuelta. Lo ningunearon desde el principio. Las encuestas lo colocaban en un 10 por ciento, que en verdad nunca tuvo, sino mucho más y se demuestra ahora que se están “sincerando”. El “centrarse” le dio réditos al igual que su visita al Cardenal que fue providencial. Fue el mejor estratega en el debate, aunque muchos piensen que se burló de las preguntas, que leía y que no contestaba. Su demasiado puntaje como puntero hizo que no atacara a sus oponentes (no lo necesitaba) y que siguiera hablando de su plan de gobierno y de las injusticias del sistema. Sigo pensando que cualquiera que lo acompañe en la segunda vuelta le gana. Su discurso antichileno, la declaración de Chávez a favor de él, las dudas sobre el respeto a la libertad de expresión y el cambio de la Constitución (“para perpetuarse en el poder”, como machacan sus adversarios) no le favorecen.
Keiko Fujimori está con medio cuerpo en la segunda vuelta. Preocupa su estabilización en las encuestas, aunque su voto escondido puede ser decisorio. Arrastra el pasivo y el activo del decenio de su padre. Tiene la gran oportunidad de rectificar los errores. En lo positivo hereda las múltiples obras en todo el país, la derrota de Sendero y de la hiperinflación y la ansiada paz con Ecuador.
Para decidir el voto voy a preguntar, como lo hice en un artículo anterior ¿A cuál de los candidatos a la presidencia o al Congreso le darías la llave de tu casa para que la cuide? ¿A quién podrías dejarle a tus hijos para que los eduque? ¿Quién podría cuidar a tu madre anciana?

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera.

Email: sanchez-serra9416@hotmail.com

Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/