martes, 12 de abril de 2016

¡DEFENDAMOS A LA IGLESIA! Tags: Sodalicio, Cardenal Cipriani, católicos

WEB FEDERACIÓN DE PERIODISTAS DEL PERÚ

http://www.fpp.org.pe/2016/04/12/defendamos-la-iglesia/

¡DEFENDAMOS A LA IGLESIA!


Ricardo Sánchez Serra

La Iglesia, por más de 2000 años, ha presenciado siempre los cadáveres de sus perseguidores. Hago este recuerdo porque a raíz del descubrimiento de actos inmorales, delictivos, pecados graves del ex dirigente del Sodalicio de Vida Cristiana, Luis Fernando Figari, se ha iniciado una caza de brujas contra la Iglesia, el cardenal Juan Luis Cipriani y las instituciones eclesiásticas.

Los actuales líderes del Sodalicio han salido a pedir perdón a las víctimas, han creado  comisiones de coordinación y de asistencia a las víctimas y poco a poco está atendiendo a las personas perjudicadas. Han solicitado a El Vaticano que haga terminar el retiro de Figari en sus instalaciones y se le expulse. Figari debe entregarse a la justicia peruana y pagar sus crímenes.

Los enemigos de la Iglesia han atacado al cardenal a propósito sabiendo que él nada tiene que ver en este caso, porque no tiene jurisdicción en este caso, ya que el Sodalicio depende de El Vaticano. Esto ha sido aprovechado por los comunistas y desinformados para criticar en temas que no saben, destilando odio y desprecio a toda la Iglesia.



Hay también gente de buena fe, que quiere ser informada, la que debe nutrirse en las páginas eclesiales o en las agencias católicas. Debe quedar claro que la Iglesia está obrando con sinceridad, sin embargo en las redes hay una campaña despiadada, alimentado verbigracia por la desinformación.

En ese floreo, veo víctimas que se victimizan aún más, alimentando un irracional odio y resentimiento, para desprestigiar a la Iglesia, que ya de víctimas pretenden pasar a ser victimarios.

Hay otros, que hasta parecería que buscan lucrar con el dolor de los perjudicados. En medio de ese sufrimiento una editorial hace publicidad a un libro.

Asimismo, existen personas que son enfermos de la publicidad o de figuretismo, que aprovechan este momento de consternación –y que nadie los invitó- para difamar a la Iglesia e introducir más fuego a la hoguera.

En este contexto, insto a los católicos a que ingresen a las redes sociales: Twitter, Facebook, e intervengan porque la Iglesia somos todos. La Iglesia es la casa de Dios y debe ser defendida de los que pretenden destruirla.


El error o delito de uno, no puede ser generalizado a toda la Iglesia. Pensemos también que hay gente buena, sacerdotes santos, que mueren evangelizando y que existen miles de católicos que mueren por su fe. En esta cruzada no podemos ser indolentes, ni indiferentes.

@sanchezserra