miércoles, 6 de mayo de 2015

EL LÁTIGO DEL RUFUS. Tags: Chile, García Belaunde, Mariano Ignacio Prado, Petain, Ana María Sánchez, Marruecos

Publicado en el Diario NUEVO SOL, de Lima-Perú, el 06 de mayo de 2015



EL LÁTIGO DEL RUFUS


Ricardo Sánchez Serra

ABSURDO.-  Los descendientes del traidor de la Guerra con Chile, Mariano Ignacio Prado, han pedido una sanción al Comité de Ética del Congreso contra el congresista Víctor Andrés García Belaunde, porque en su libro “El Expediente Prado”, "insulta a un ´héroe´ del Perú". Jua, jua, jua. Lo que se debe pedir, más bien, es que a Prado le quiten ese título de héroe por ser un comprobado traidor al Perú y que ostenta además el grado de General del Ejército de Chile.

HAY QUE SABER LA VERDAD.- La huida del Perú de Prado en plena guerra (al margen de cualquier excusa, es inadmisible que un presidente salga del país en pleno conflicto bélico exterior), su mal habida riqueza (comprobada en el libro de Vitocho con la compra sobrevalorada de dos buques inservibles, los monitores Atahualpa y Manco Cápac, que eran para río), sus negocios en Chile en pleno conflicto bélico y que sus minas de carbón sirvieron seguramente para abastecer al Ejército de Chile, que mataron a peruanos; además del impuesto anual de guerra que impuso Chile a las empresas residentes en Chile y que su compañía los pagó, etc. etc...

UNO SOLO.- Algunas personas pretenden diferenciar al Prado de la Batalla del 2 de Mayo de 1866 y al Prado de la Guerra con Chile. Es exactamente el mismo caso que el Mariscal Henry Petain en Francia. Héroe de la Primera Guerra Mundial y traidor colaboracionista de los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

ESPIONAJE.- Perú y Chile superaron el enojoso tema. No se saben los detalles. Pero la canciller Ana María Sánchez fue invitada a la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso para que cuente los pormenores y aunque seguramente la sesión será reservada, habrá parlamentarios figurettis –por no mencionar un calificativo más fuerte- que esparcirán la información.

                                                                                  Foto Andina

OJITO, OJITO.- La canciller Sánchez debe tener cuidado porque hay un antecedente muy delicado: la filtración de documentos de la Cancillería y de la Comisión de RREE que terminaron a parar ilegalmente en la Embajada de Marruecos en Lima, un espionaje sin resolver.