miércoles, 23 de noviembre de 2016

Los refugiados judíos olvidados

Publicado en el diario LA RAZÓN, el 23 de noviembre de 2016

Los refugiados judíos olvidados


Ricardo Sánchez Serra

En la prensa internacional se comenta el problema de los refugiados. El Papa Francisco menciona que debemos tener sensibilidad con ellos. Son 65 millones que huyen de la hambruna en África o de las guerras en Siria, Libia e Iraq.

La comunidad internacional se ha olvidado de los refugiados saharauis, más de 200 mil en los campamentos de Tinduf, debido a la agresión marroquí de haberse apoderado a sangre y fuego del Sáhara Occidental. Pero, los refugiados, sobre los que nadie habla, son los refugiados judíos de los países árabes desde 1948, que llegan a casi un millón de personas.



Debido al conflicto en el Medio Oriente se produjeron refugiados, tanto palestinos como judíos de los países árabes, aunque estos últimos ya sufrían convivir en los países del norte de África, así como otras naciones musulmanas, por la ley islámica de la “dhimmah” que se aplicaba a judíos, cristianos y otras religiones, prácticamente ciudadanos de segunda clase.

La ola nacionalista árabe de los años ´30, así como el conflicto árabe-israelí, produjo un nuevo éxodo de los judíos de los países musulmanes. Muchos de ellos huyeron por miedo o expulsión. En varios países conformaban comunidades milenarias, como por ejemplo, en Egipto, Libia o Iraq. Recordemos que los judíos tuvieron que emigrar, ser deportados o fueron llevados como esclavos luego de las invasiones de los asirios y de Babilonia. Estamos hablando de más de 500 y 700 años antes de Cristo, respectivamente.

Desde 1948, un poco más de 600 mil judíos huyeron a Israel y el resto a Europa y América. Dejaron toda una vida. En muy pocos casos no ordenaron la confiscación de sus bienes o alguna sanción económica como Argelia, Túnez y Marruecos. En ese año, la Liga Árabe aprobó una resolución para que sus miembros fijaran sanciones contra su población judía.

A pesar que las Naciones Unidas aprobaron la Resolución 242 sobre el tema de los refugiados del Medio Oriente –que incluyen judíos, árabes, cristianos u otros-, más de 170 nuevas resoluciones de ese organismo hablan de los refugiados palestinos -creando 13 agencias internacionales- recibiendo miles de millones de dólares en ayuda, protección y socorro; pero de los refugiados judíos nada. Ello es injusto porque también sufrieron desgracias personales y graves penurias económicas. Y sus reivindicaciones tienen base legal.

En un merecido homenaje el gobierno israelí ha declarado el 30 de noviembre Día Nacional de la Salida y Expulsión de los judíos de los países árabes e Irán. Queda claro que cualquier arreglo de paz en el Medio Oriente debe incluir la problemática de los refugiados judíos.


@sanchezserra