miércoles, 10 de junio de 2015

Control de armas… ¿Qué hace el Congreso?

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 10 de junio de 2015
http://larazon.pe/opinion/27815-control-de-armas-que-hace-el-congreso.html/

Control de armas… ¿Qué hace el Congreso?


Ricardo Sánchez Serra

Desde los años´90 numerosas organizaciones internacionales buscaron que se legisle sobre el caótico e irresponsable comercio de armas, que tanto daño hace a la civilización y en especial a las poblaciones más vulnerables.

Gracias a la constancia y tenacidad de Amnistía Internacional (AI), Oxfam, premios Nóbel de la Paz y otras instituciones y luego de más de 7 años de deliberaciones, la Asamblea General de la ONU aprobó el Tratado de Comercio de Armas (TCA) el 2 de abril de 2013, con solo tres votos en contra: Irán, Siria y Corea del Norte.

“El objetivo del TCA es regular el comercio internacional de armas y municiones convencionales para evitar su exportación a países donde exista un importante riesgo de que se utilicen para cometer violaciones a los derechos humanos, así como evitar su desvío al comercio ilícito… Busca dar sentido ético a un comercio de armas convencionales de más de 85,000 millones de dólares anuales” (AI).
 
El Perú se adhirió el 25 de setiembre del mismo año, pero aún el Congreso no lo ratifica debido a que un burócrata de la Secretaria Técnica de la Comisión de Relaciones Exteriores, lo tiene “guardado” desde el 12 de octubre del 2014.

En nuestro país destaca la labor de Ana María Watson, presidenta del Instituto de Seguridad y Derechos Humanos, que se ha embarcado en una cruzada para darle prioridad a la ratificación de este tratado. Para nadie escapa que el Perú es uno de los países más violentos de la región, con altos índices de inseguridad ciudadana, que políticos como Salvador Heresi, Mauricio Diez Canseco y Renzo Reggiardo, entre otros, han propuesto que las Fuerzas Armadas, junto a la policía, combatan a la delincuencia.

“El mercado negro y la delincuencia son los principales beneficiados para que el Perú no ratifique el TCA y la población permanece en peligro debido a procedimientos burocráticos en el Congreso”, indica Watson, agregando puntualmente que “el tráfico de armas, el narcotráfico y la trata de personas son las tres industrias que se benefician mayormente de la ilegalidad, generan una situación delincuencial de gravedad”.

Los peruanos podemos adquirir libremente dos revólveres y 600 balas para cada uno por mes. Es un abastecimiento indiscriminado de armas y lo peor es que no hay códigos de control y menos rutas de seguimiento.

Todos tenemos que contribuir a hacer un mundo más seguro y frenar el flujo de armas y municiones, no solo en nuestro barrio, ciudad, país, sino en todas partes. La inseguridad aumenta cada día. AI calcula que cada año mueren en el mundo 500 mil personas a consecuencia de la violencia armada. Según Oxfam, casi un millón de los ocho millones de armas que se producen cada día en el mundo se extravía o roba. “La violencia y la inestabilidad, así como el nivel de criminalidad que aumenta, disuade asimismo las inversiones extranjeras”.

¿Tan difícil es que el Congreso haga su trabajo?