miércoles, 15 de octubre de 2014

Uruguay, sociedad solidaria. ¿Y el Perú?

Publicado en el diario La Razón, de Lima.Perú, el 15 de octubre de 2014

Uruguay, sociedad solidaria. ¿Y el Perú?

Ricardo Sánchez Serra

La decisión del presidente uruguayo Pepe Mujica, de otorgar refugio humanitario a varias familias sirias que huían de la guerra en su país, es un gesto encomiable, destacable y digna de imitar por otras naciones, entre ellas el Perú.

Ver las imágenes por televisión de varios niños sirios jugando al fútbol, disfrutando de su niñez, alejados de la atrocidad que vivían por la guerra civil en su nación, nos llena de emoción y felicidad y es un gran motivo de orgullo para Uruguay, que fue el primero en América Latina, en recibir bajo su protección a unas 5 familias, 42 personas.
 
 

Ellas se encuentran en el Hogar San José, Casa de Retiro de los Hermanos Maristas en Montevideo y serán reasentadas en la sociedad uruguaya, recibirán clases de español y les explicarán cuáles son los hábitos y costumbres, respetando su religión. El Estado brindará acceso a la salud, educación, vivienda y trabajo.

Son tres millones de sirios que viven refugiados en Líbano, Jordania y Turquía. Existen otros seis millones de desplazados internamente y que va en aumento debido a la gravedad de la situación por la ofensiva de los terroristas del Estado Islámico (EI), que han aprovechado la inestabilidad en Siria e Irak, imponiendo una política de horror provocada por la incapacidad de Occidente y su intervencionismo, que al tratar de “democratizar” dichas sociedades, el remedio resultó peor que la enfermedad.

Las familias sirias fueron seleccionadas de los campamentos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en el Líbano. Otras 72 personas esperan viajar a Uruguay en febrero.

Mujica, con este gesto, ha demostrado gran sensibilidad y solidaridad: “Como no podemos evitar la guerra, tenemos que mitigar sus efectos”, señaló este gran mandatario (aunque de otro lado tenemos que dejar sentada nuestra oposición a la aprobación del aborto, la unión gay y la legalización de la marihuana durante su gestión) que pedirá en la próxima cumbre de Unasur que otros países reciban a más refugiados sirios y les den la oportunidad de rehacer sus vidas, lejos de la guerra. Un 70% de los uruguayos apoya la decisión de su presidente.

El “Pepe” ha puesto el nombre de Uruguay en la cúspide de la opinión pública mundial y lo felicitamos, y debemos unirnos a la solidaridad uruguaya acogiendo a otros hermanos sirios. La ayuda siempre será insuficiente, pero tenemos que poner nuestro granito de arena. Hace tiempo que exigimos al Gobierno que nuestra Cancillería se distinga de otras, que impulse los valores en las relaciones con los países, el respeto irrestricto del Derecho Internacional, como por ejemplo, el apoyo a la libre determinación del pueblo saharaui.