martes, 5 de julio de 2011

La industria nuclear debe continuar desarrollándose

Publicado en el diario LA RAZON, de Lima- Perú, el 5 de julio de 2011


El Látigo del Rufus

Entrevista al científico peruano Edgard Medina Flores

A pesar de estos desastres, energía nuclear es la única capaz de generar energía no contaminante

Tragedia nuclear de Fukushima tiene la misma equivalencia de Chernóbil, pero en daños equivale solo al 10% de ésta

- Costa peruana está liberada del peligro de contaminación


Por Ricardo Sánchez-Serra*
Preocupados por el desastre nuclear de Fukushima y Chernobil y siendo la fuente energética del futuro, La Razón entrevistó al Ingeniero Edgard Medina Flores, Director del Centro Superior de Estudios Nucleares y especialista del Instituto Peruano de Energía Nuclear, quien afirma que sólo la energía nuclear es capaz de generar una energía eléctrica limpia y contribuir al desarrollo sostenible del planeta, inundado de CO2 por las centrales termoeléctricas.

-Se puede comparar el accidente de Chernobil con el accidente de Fukushima ?
Los accidentes ocurridos en la central nuclear ucraniana de Chernobil y la japonesa de Fukushima han sido clasificados como nivel 7 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (INES), pero son distintos:

El accidente de Chernóbil fue clasificado con el nivel 7 (el máximo) de la Escala INES, por la destrucción total del reactor y las graves consecuencias de contaminación y dosis de radiación a grandes distancias del emplazamiento. En el tratamiento de la información predominó el secretismo y la evacuación de la población expuesta tardó varios días.
El accidente de Chernóbil que se produjo un 26 de abril de 1986 cuando los operadores de la central efectuaban pruebas con un sistema eléctrico de control de uno de los reactores. El accidente se desencadenó por una combinación de defectos de diseño del reactor y negligencias por parte de los operadores: se habían modificado los mecanismos de seguridad y el reactor funcionaba en condiciones inadecuadas e inestables, una situación que propició una subida de potencia imposible de controlar que condujo a una serie de eventos que se tradujeron en una serie de explosiones e incendios que destruyeron por completo el reactor, ocasionando grandes daños al edificio que lo contenía y provocando la emisión al medio ambiente de grandes cantidades de productos de fisión o isótopos radiactivos. En la escala INES (International Nuclear Event Scale), que clasifica a los accidentes por el impacto a las personas y al medio ambiente, el accidente de Chernobyl fue clasificado de nivel 7, vale decir accidente mayor, con alcances continentales.

En cambio el accidente nuclear de Fukushima del 11 de Marzo de 2011 se produce como consecuencia de un desastre natural de grandes magnitudes, sismo grado 9 en la escala de Richter y Tsunami, este último ocasionó averías en los sistemas de refrigeración de emergencia que dieron lugar a una secuela de eventos, actualmente en proceso de ser controlados. El 18 de marzo, la calificación de los hechos en Fukushima Dai-ichi fue categorizada temporalmente en nivel 5 de la escala INES, sin embargo desde el 12 de Abril las autoridades japonesas (NISA, CNS), estimaron que la cantidad total de materiales radiactivos emitidos al ambiente desde el 11 de marzo hasta esa fecha era alta, por lo que decidieron elevar la calificación al nivel 7 de la escala INES.
De acuerdo con dicha escala, el Nivel 7 corresponde a un evento considerado un accidente mayor, con impacto en las personas y el medio ambiente, según el cual se produce una mayor liberación de material radiactivo que pone en riesgo la salud general y el medio ambiente y requiere la aplicación de medidas de contraposición.
Aunque el nivel 7 es el nivel más alto de la clasificación INES, se estima que la cantidad de descarga de materiales radiactivos al ambiente equivale aproximadamente a un 10 por ciento del accidente de Chernóbil.

-¿Cuáles son los efectos de la radiación en la vida humana, flora y fauna?
Los efectos biológicos de las radiaciones han sido profundamente estudiados, por lo que sabemos que estos son de dos tipos: a) Determinísticos, los cuales se definen como clínicamente detectables, estos efectos se presentan a partir de una dosis mínima, llamada también dosis umbral (500 mili Sievert a cuerpo entero) y b) Estocásticos o probabilísticos que no tienen dosis umbrales, aunque su probabilidad aumenta con la dosis.
En Fukushima se están aplicando controles a fin de minimizar las dosis a niveles muy por debajo del umbral indicado.

-Los niveles de Yodo radioactivo en el mar son 5 millones de veces más altos que el límite legal; sin embargo, las autoridades japonesas señalan que esa agua contaminada no afecta….
El Yodo radiactivo o Yodo-131 es un radioisótopo que tiene un periodo de semidesintegración de 8 días, ello quiere decir que transcurrido este intervalo de tiempo, la actividad radiactiva decae a la mitad de la inicial. El agua contaminada se retiene y se deja decaer por unas semanas antes de ser vertida al mar.

De acuerdo a la información registrada por el radiobiólogo peruano José Osores, quien trabaja también en el IPEN, por ejemplo el 20 de marzo, en la prefectura de Ibaraki se detectó yodo 131 y cesio 137 en muestras de cebollas y espinacas. La concentración de Yodo-131 en cebollas variaba entre 114 y 6100 Bq/kg y la de Cesio-137 es de 5 a 478 Bq/kg. En el caso de las espinacas la concentración de yodo 131 varía entre 8,420 a 14,050 Bq/kg, mientras que la concentración de Cesio-137 en espinaca entre 233 a 524 Bq/kg. La ley japonesa de higiene en alimentos establece como criterio durante una emergencia la presencia de Yodo-131 en vegetales de consumo humano de hasta 2000 Bq/kg mientras que para Cesio-134, 136 y 137 en vegetales de consumo humano de hasta 500 Bq/kg.

En el caso del yodo-131, estos altos valores representarían un incremento en la dosis poblacional si son consumidos inmediatamente, por lo que es necesario aguardar unos días hasta que decaiga a niveles aceptables. En el caso de los radiocesios los niveles pueden ser aceptables para consumo.

Estos niveles de radiactividad no van a afectar significativamente a la flora de la región por dos motivos: el primero es que las plantas son altamente radioresistentes y se requieren niveles muy elevados de dosis para producir un efecto significativo en las poblaciones vegetales, y segundo es que estos radionucleidos tienen un tiempo de permanencia relativamente corto (vida media biológica y vida media ecológica) el mas largo es el Cesio-137 con 3 meses en promedio, en este sentido la dosis recibida por estos y otros vegetales nativos de la región no va a ser significativa.

El Instituto Peruano de Energía Nuclear tiene un programa de vigilancia radiológica ambiental y con la finalidad de evaluar el estado radiológico del medio ambiente luego del accidente ocurrido en la central nuclear de Fukushima y del monitoreo radiológico realizado en la zona costera del territorio nacional se evalúa los niveles de radiactividad beta global y emisores gamma (radioyodos y radiocesios), en muestras ambientales colectadas en la costa peruana. Durante el periodo de monitoreo comprendido entre el 28 de Marzo y el 08 de Abril, los valores promedio de radiactividad beta global en aire se encuentran dentro de los rangos referenciales de actividad, con un nivel de confiabilidad del 95%.

A la fecha, no hay evidencia de incremento alguno en los niveles de radiactividad ambiental en la zona costera de Lima Metropolitana debido a la presencia de radionucleidos artificiales.

-Europa y China están reconsiderando los planes nucleares. ¿Es el fin de la efímera era nuclear?
El grave problema del planeta se denomina “Calentamiento Global” y éste se debe a la emisión de gases de evento invernadero (GEI). El principal de los GEI emitidos a la atmósfera por el ser humano es el dióxido de carbono (CO2) que resulta como consecuencia de la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) utilizados para la producción de energía eléctrica y el transporte

El 65% de la energía eléctrica que se produce en el mundo proviene de las centrales termoeléctricas y éstas utilizan combustibles fósiles que emiten a la atmósfera millones de millones de toneladas de CO2, lo cual está contribuyendo de manera importante al deshielo de los grandes picos nevados. El Perú es uno de los países más afectados del mundo y lo podemos verificar tan sólo al observar nuestros picos nevados que eran nuestros grandes bancos de agua dulce, ahora están desapareciendo.

Además de las energías renovables que no son suficientes para reemplazar a los combustibles fósiles, sólo la energía nuclear es capaz de generar una energía eléctrica limpia y contribuir al desarrollo sostenible del planeta.

Los países asiáticos consideran en sus planes estratégicos a la nucleoelectricidad como un motor de su desarrollo.

-¿Habrá algún peligro para el Perú que llegue alguna nube radioactiva o el mar contaminado a nuestras costas?
No, dado que las corrientes marinas y condiciones meteorológicas, circunscriben la dispersión de radionucleidos sólo al hemisferio norte.

Del análisis efectuado por nuestro colega Osores, no existe la posibilidad que llegue radiactividad a través de los peces a nuestro ya que los peces que pudieran existir en las costas de Fukushima tienen su hábitat circunscrito a esa zona, no tienden a salir a mar abierto.
Para que la contaminación radiactiva alcance a peces migratorios, tendría que desplazarse a mar abierto y por lo tanto la dilución del material radiactivo sería grande y los niveles bajarían considerablemente.
El único pez con hábitos migratorios que puede llegar a América es el atún.
Sin embargo, el atún que se pesca en el hemisferio norte es diferente al atún que se pesca en el hemisferio sur, esto se debe a las características de las corrientes marinas. Las costas de Estados Unidos si pueden verse comprometidas pero las nuestras no.
La única forma de que ingrese material contaminado proveniente de la pesca (a pesar de las diluciones y vidas medias biológicas indicadas) seria por importación de conservas de atún provenientes del hemisferio norte o que nuestras embarcaciones se dirijan a esas zonas a realizar la pesca (esto no es posible).
Las otras especies que se consumen en nuestro país no presentan un nivel migratorio tan amplio y generalmente son colectadas en el mar de Grau.
Conclusión: No hay impacto radiológico en peces por efecto del accidente de Fukushima.

-Los reactores nunca será invulnerables. El Perú es un país que se encuentra en el Círculo de Fuego del Pacífico, por tanto sísmico. Chile igual. ¿Es necesario aún desarrollar la energía nuclear?
En el mundo la energía nuclear tiene dos ámbitos de acción importantes: Las aplicaciones médicas industriales y agropecuarias y la generación de la energía eléctrica. Es necesario desarrollar la energía nuclear ya que debemos diversificar nuestra matriz energética para garantizar el crecimiento económico de nuestros países. Los reactores nucleares se construyen para soportar sismos de alta intensidad. Además con la construcción de reactores de última generación y cumpliendo con las regulaciones nacionales e internacionales podremos utilizar esta energía.

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera.
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/