miércoles, 11 de agosto de 2010

Bayly, Bayly… ¿Qué hacemos con Bayly?

Publicado en el diario La Razón, de Lima-Perú, 16 de agosto de 2010

El Látigo del Rufus

Bayly, Bayly… ¿Qué hacemos con Bayly?

Por Ricardo Sánchez-Serra*
El “tío terrible” Jaime Bayly Letts pretende convertirse en el conductor de la opinión pública, en el “hacedor” o “destructor” de candidatos y él está firmemente convencido que lo puede hacer, posiblemente creyendo (equivocadamente) que el nivel cultural de los peruanos se lo permite. Cree que los peruanos somos carneros, que nos puede llevar a donde él quiere.

El ya fracasó y rotundamente en el año 2001, durante las elecciones presidenciales, cuando lideró una campaña por el voto en blanco, en desmedro de los entonces candidatos Alejandro Toledo y Alan García. Apoyó a Vargas Llosa en las elecciones del ´90 y también fracasó.

El es un simple animador de televisión que se complace de sus maldades y sádico porque goza del sufrimiento ajeno. Tiene la actitud de Laura Bozzo -a diferencia de ella no nos deja mal en el exterior- que ridiculiza al invitado.

Bayly está firmemente convencido que sus críticas a Alex Kouri lo bajaron en las encuestas; y ahora, desprestigiando a Lourdes Flores, pretende hacerla caer, en beneficio de sus ahora “favoritos”, los candidatos “enanos” Alegría, Andrade y Villarán. Algunas personas pueden creer eso, pero no es así. Kouri disminuye su aceptación por sus problemas internos de organización, campaña y candidatos.

Bayly inicia con Lourdes Flores su campaña de “demolición” y se mata diciendo en sus programas “que hay que esperar la próxima encuesta”. Bueno, ya se realizó esa famosa encuesta y la candidata del Partido Popular Cristiano mantiene la distancia sobre el candidato de Cambio Radical y más bien sube unos puntitos la candidata caviar Susana Villarán, en base a su ofensiva periodística contra Lourdes.

En esta juerga de presiones y demoliciones se pretende desprestigiar a Lourdes y a Kouri para que posibilite el trampolín de un “outsider” o de uno de los enanos. ¿Por qué entrar en ese juego de salto al vacío de Bayly? ¿Para engordar su egocentrismo? ¿Para que se le crea que maneja a la población a su antojo?

Los únicos que endosaban sus votos eran los apristas en sus mejores tiempos. Nadie más. Es ridículo que Bayly pretenda hacerlo desde su aburrido programa diario y que dudo que el rating lo acompañe.

Si tengo que elogiar a Bayly es por su esfuerzo de salir triunfador en la vida, aún a costa del sufrimiento de su familia, escandalizada por sus problemas psíquicos y su crisis de identidad. Por eso apoya la inmoralidad, el matrimonio homosexual, el criminal aborto, la legalización de la venta de drogas o su propuesta desatinada de eliminar a las Fuerzas Armadas. O más tonterías como privatizar el colegio Roosevelt. Se burla de la gente con el juguetito de ser candidato presidencial, pretendiendo encarnar el antivoto. Es desleal con los que le dan la mano, ahí está el caso de Pepe Barba, que le brinda su partido y después lo acuchilla y se mofa de él en su programa.

Si quieren ver a Bayly aprécienlo como un bufón y nada más.

*Periodista. Miembro de la Asociación de la Prensa Extranjera.
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/