sábado, 13 de febrero de 2010

Aunque se laven la cara, las FARC seguirán siendo terroristas

Publicado en La Razón, de Lima-Perú, el 13 de febrero de 2010

El Látigo del Rufus


Ricardo Sánchez-Serra (*)

Ha causado indignación en el mundo democrático un reciente video sobre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en donde presenta a los miembros de este grupo terrorista como pobres campesinos.
El video “Farc: insurgencia del siglo XXI”, que fue presentado en Argentina y será exhibido en Suecia, muestra asimismo a los terroristas ayudando a la gente y hasta han “patentado” como “fariano” sus cultivos cocoa y el café. Sin duda, esta es una nueva ofensiva propagandística de las FARC para cambiar su imagen internacional y solicitar la solidaridad de los cándidos.
Y, por supuesto, se van a Estocolmo porque muchos nórdicos son idealistas a ultranza y encontrarán eco –en Latinoamérica no engañan a nadie-, pero alguien tiene que decirles la cruda verdad. El exitoso gobierno colombiano, principalmente y las democracias del mundo, deben salirles al frente y desenmascararlos: son unos viles terroristas, asesinos, secuestradores, narcotraficantes, masacran inocentes, siembran minas antipersonales por las cuales muchos niños han sido víctimas y únicos responsables de derramar sangre colombiana por más de 45 años.
Con respecto a las víctimas de las minas antipersonales de las FARC, éstas han causado la muerte de 1,632 personas y la mutilación de otras 5,933, entre enero de 2002 y noviembre de 2009.
Al mismo tiempo que pretenden cambiar su imagen de terroristas, las FARC ejecutaron sin piedad al indefenso gobernador de Caquetá, además de tener como esclavos a decenas de campesinos. Parecerían que las democracias son lentas frente al accionar terrorista, que motiva pensar que va un paso adelante en su campaña propagandística. Lo que sucede es que los grupos terroristas se encuentran muy bien organizados, cuentan con mucho dinero y todo un aparato logístico internacional, incluyendo el apoyo de algunos Estados.
Para ejemplos no hay que trasladarnos muy lejos. Cuando en el Perú era detenido un terrorista, las organizaciones de derechos humanos se movilizaban muy rápida y eficazmente en su defensa, tenía un equipo de abogados a su disposición y cierta prensa salía en su apoyo, sin mencionar que algunos organismos ya pedían garantías para su vida, “que lo traten como prisionero de guerra”, etc., etc.
Ofensiva de la Cancillería
La cancillería colombiana tiene el arduo trabajo de intensificar su ofensiva de desmitificar a los “románticos guerreros de las FARC”, considerados así por muchos europeos. Insistir que los Estados los condenen y mostrar ante todos los organismos internacionales e instituciones privadas como lo que son: crueles terroristas y lograr su aislamiento. Asimismo, movilizar a las comunidades colombianas en el mundo, combatirlos desde el Internet: emails, Facebook, páginas webs, etc.
La seguridad democrática
La política de seguridad democrática del presidente Alvaro Uribe es un éxito. Han disminuido sustancialmente los secuestros principalmente por parte de los terroristas de, por ejemplo, 2,882 en el año 2002 a 188 (enero-noviembre 2009). Asimismo, las víctimas de masacres de 680 (2002) a 119 (enero-noviembre 2009). Igualmente han disminuido los homicidios a las autoridades locales, indígenas, maestros y sindicalistas.
Por otra parte, se han capturado a 33,332 miembros de grupos subversivos, se abatió a 12,908. Se desmovilizó a 14,917. Se decomisaron 31,488 armas y más de 7 millones de municiones. Se capturó a 13,456 miembros de las autodefensas ilegales y abatió a 1,611. Se les decomisaron 12,337 armas y más de 2 millones de municiones. Igualmente, se capturó a 4,204 sujetos de bandas criminales, se abatió a 1,011; se les decomisaron 4,582 armas y casi 900 mil municiones.
Contra las bandas de drogas se les decomisaron 7,135 armas, casi 400 mil municiones, más de 4 mil equipos de comunicación, 387 aeronaves, 3,202 embarcaciones, 7,573 vehículos. Se erradicaron 1 millón 200 mil hectáreas de cultivo de coca asperjados, 20,180 hectáreas de amapola asperjados, 250,000 hectáreas de cultivo de coca. Se incautaron 1,200 toneladas de coca, 300 mil kilos de coca, 6,413 kilos de heroína y 1 millón 250 mil kilos de marihuana; además de destruir 18 mil laboratorios de cocaína y 249 pistas de aterrizaje, entre otros índices positivos para la defensa de la sociedad.
Éxito económico
Una tercera elección de Uribe es vital para Colombia. Su gobierno está derrotando a las FARC, ha retrocedido como hemos visto la delincuencia y el narcotráfico. Es un país que va rumbo al primer mundo, ha dado seguridad que se traduce en la confianza de los inversionistas, como no la hubo nunca antes (la inversión extranjera fue de US$10,000 millones en el año 2009). La inflación llegó el año pasado a 2%, la cifra más baja de los últimos 54 años en ese país. El gobierno ha firmado 45 acuerdos de cooperación comercial, faltando hacerlo, paradójicamente, con su aliado en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico: Estados Unidos.
(*) Periodista. Miembro de la Asociación de Prensa Extranjera.
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com / Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com