miércoles, 17 de agosto de 2016

Campamentos saharauis: Heroísmo para educar en medio del desierto

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 17 de agosto de 2016


Heroísmo para educar en medio del desierto

Ricardo Sánchez Serra

Estuvo en Lima el rector Jatari Hamudi de la Universidad saharaui de Tifariti, el primer centro de estudios del mundo edificado en un campamento de refugiados, en pleno desierto.

Nos interesó ratificar el informe de un funcionario de las Naciones Unidas, en el que se señala que el analfabetismo fue erradicado totalmente en el pueblo saharaui. Cabe mencionar que durante la colonización española del Sáhara Occidental y hasta 1975 el índice del analfabetismo llegaba al 95%.

La población que se salvó de ser masacrada por la invasión marroquí huyó a campamentos de refugiados, en el ínterin, se alfabetizaba en cuevas y en el desierto en medio de las bombas. Y la mujer saharaui tuvo un papel preponderante en la enseñanza.



El Frente Polisario, reconocido por las Naciones Unidas como único representante del pueblo saharaui, así como el Estado saharaui, la RASD, dieron mucha importancia a la educación, con resultados excepcionales, más aún hoy con una universidad en medio del desierto más árido y en circunstancias muy difíciles, que forma profesionales “para que en el día de la independencia tengamos gente capaz para llevar adelante la construcción y progreso del Estado”, nos contó Hamudi.

La Universidad de Tifariti tiene 400 alumnos en las especialidades de periodismo, enfermería, educación y administración; y, próxima a incluir música, bellas artes y audiovisuales. Cabe mencionar que en los campamentos residen unas 200 mil personas, y los estudiantes restantes van becados a universidades de Europa, Cuba y Argelia.

En los campamentos, divididos en cinco wilayas o regiones, hay escuelas de primaria (todos los niños están escolarizados), secundaria y bachillerato. Su asistencia es obligatoria y se imparten clases en dos idiomas, árabe y español.

En una maravillosa muestra de solidaridad es hermoso ver que todos contribuyen en la educación, los universitarios dan clases a su vez a los hermanos, padres, niños y ancianos, por lo que todos saben leer y escribir, a pesar, reitero, de las duras condiciones que viven en los campamentos. ¡Es admirable!


Dice Hamudi “un pueblo culto jamás será colonizado” y, asimismo, como señala Diego Luis Córdoba “por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad”.

@sanchezserra


No hay comentarios: