miércoles, 23 de marzo de 2016

EL LÁTIGO DEL RUFUS: ¿Las cuentas cifradas suizas de Pérez de Cuéllar? La conexión marroquí

Publicado en web de la FEDERACIÓN DE PERIODISTAS DEL PERÚ
http://www.fpp.org.pe/2016/03/23/el-latigo-del-rufus-10/

PERUINFORMA.COM: http://peruinforma.com/opinion-2/el-latigo-del-rufus-por-ricardo-sanchez-serra-17/


EL LÁTIGO DEL RUFUS


Ricardo Sánchez Serra

¿Las cuentas cifradas suizas de Pérez de Cuéllar?

La hija del embajador Javier Pérez de Cuéllar, Águeda Cristina Pérez de Cuellar ha salido a los medios a criticar al candidato presidencial de Acción Popular, Alfredo Barnechea, de instigar un juicio contra el diplomático por propiedades y cuentas bancarias.

Barnechea es yerno de la esposa de Pérez de Cuéllar, Marcela Temple Seminario y su hija, Claudia Ganoza está reclamando parte de la herencia. No voy a entrar en los intríngulis familiares, ya que es vida privada, pero Águeda Cristina fue la que salió a los medios para desprestigiar políticamente a Barnechea.




Me referiré sí a las cuentas cifradas en Suiza.

Pérez de Cuéllar fue noticia mundial cuando un exfuncionario de la filial de Ginebra del Banco HSBC señaló que tenía cuentas en Suiza.

Hervé Falciani, especialista en informática, sacó información y la entregó a las autoridades tributarias de Francia bajo la condición de que se le brinde asilo. Hoy se encuentra en España colaborando con el Partido Podemos en la lucha anticorrupción.

Dicha filial ayudó a evadir más de 180 mil millones de dólares en impuestos a sus clientes ricos de todo el mundo. Informes periodísticos señalan que Pérez de Cuéllar está en la lista con una cuenta cifrada en la que habría 8 millones de euros y otras dos más. Asimismo, se menciona a los reyes de Jordania y Marruecos, actores, modelos, deportistas. La “Lista Falciani” tiene 130.000 potenciales evasores fiscales.
Según IDL-Reporteros: “La primera (cuenta), según el archivo, fue abierta el 26 de noviembre de 1990 y cerrada en enero del 2002. Era una cuenta mancomunada de Pérez de Cuéllar con su esposa, Marcela Temple… La segunda cuenta fue abierta en 1992, también en el entonces Republic National Bank (comprado por el Banco HSBC). Ahí el único titular fue Javier Pérez de Cuéllar, aunque hubo dos personas vinculadas con la cuenta: el turco Mehmet Ulkumen y Carmen Elizabeth Sa Hasbun. La cuenta fue cerrada en octubre de 2001 y no quedaron registros de montos ni transacciones.
Meses antes de que Pérez de Cuéllar cerrara esa cuenta, en junio de 2001, su esposa Marcela Temple y la hija de esta, Marcela Ganoza, abrieron una cuenta cifrada en el HSBC, que hasta el 2007 había realizado varios depósitos…”.
Hay muchos bemoles con esas cuentas. El Congreso peruano abrió una investigación y no conocemos sus resultados.
Un dato
Pérez de Cuéllar logró un alto al fuego entre Marruecos y los saharauis a fines de su mandato como secretario general de las Naciones Unidas, que desempeñó entre enero de 1982 y diciembre de 1991. Dicho pacto preveía, asimismo, un referendo de autodeterminación del pueblo saharaui, en seis meses que Marruecos no cumplió.
Finalizando su mandato, entre gallos y medianoche, Pérez de Cuéllar incluyó miles de marroquíes en el censo saharaui para el referendo, que verbigracia solo era para los saharauis. Dicha lista fue rechazada posteriormente por los miembros de la ONU que elaboraban el censo.
Por esos años el diario El País de España reveló que “Javier Pérez de Cuéllar ha sido nombrado vicepresidente de la sociedad francesa Optorg, vinculada al rey de Marruecos y al grupo marroquí ONA (Omniuni Nord-Africain)…”.
Pérez de Cuéllar dijo que había rechazado el cargo, pero Fuad Filali, presidente del consorcio marroquí ONA, reiteró que Pérez de Cuéllar, “había aceptado” su nombramiento como directivo de una filial de la empresa. Además, fuentes de la ONA en Casablanca, citadas por la agencia española EFE, expresaron su “sorpresa” por el desmentido del ex secretario general, quien se defendió diciendo en 1993 “tengo 73 años y, afortunadamente, no estoy tan necesitado de dinero”.
En esa cuenta suiza de Pérez de Cuéllar, ¿hubo dinero marroquí en agradecimiento? ¿Por qué los saharauis están molestos con él?
Pérez de Cuéllar tiene la palabra.




No hay comentarios: