miércoles, 9 de diciembre de 2015

En el Día Internacional de los Derechos Humanos, las Naciones Unidas desprecian los derechos humanos del pueblo saharaui

Publicado en PERUINFORMA.COM
http://peruinforma.com/opinion-2/en-el-sahara-occidental-las-naciones-unidas-desprecian-los-derechos-humanos-del-pueblo-saharaui-por-ricardo-sanchez-serra/

AERONOTICIAS: http://aeronoticias.com.pe/noticiero/index.php?option=com_content&view=article&id=56429:en-el-sahara-occidental-las-naciones-unidas-desprecian-los-derechos-humanos-del-pueblo-saharaui&catid=47:47&Itemid=578

SAHARA PRESS SERVICE: http://www.spsrasd.info/es/content/en-el-s%C3%A1hara-occidental-las-naciones-unidas-desprecian-los-derechos-humanos-del-pueblo-sahar

Lima, 10 de diciembre de 2015

En el Sáhara Occidental las Naciones Unidas desprecian los derechos humanos del pueblo saharaui

“El Perú, que reconoció a la República Árabe Saharaui Democrática, en 1984, durante el gobierno constitucional del presidente Fernando Belaunde Terry, pero que en 1996 por gestión del siniestro asesor Vladimiro Montesinos “suspendió” las relaciones diplomáticas, el mandatario Ollanta Humala debe cumplir con lo que prometió en su plan de gobierno y restablecer dichas relaciones y no sucumbir al lobby marroquí que compra conciencias y voluntades, mediante la política del “sobre”, regalos, viajes con todo pagado, cocteles y cenas, a políticos, congresistas, funcionarios del Gobierno, intelectuales y periodistas”


Hoy 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, en el año en que las Naciones Unidas celebran su 70º aniversario, quiero expresar en mi nombre y en el de la organización a la que represento Consejo Peruano de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, nuestra más absoluta indignación ante la pasividad y complicidad del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en relación a los derechos humanos de la población saharaui en los territorios ocupados por Marruecos.

En estos 70 años de historia las Naciones Unidas han desplegado 69 misiones para el mantenimiento de la paz y la seguridad, 16 de las cuales están en marcha en la actualidad. Sin embargo, tras décadas de brutal ocupación por parte de Marruecos, la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental), única presencia de la ONU en el territorio, se ha mostrado incapaz de garantizar el ejercicio del derecho a la libre determinación del Pueblo Saharaui, ampliamente reconocido, y pilar básico de los tratados internacionales de Derechos Humanos, y se ha mostrado incapaz, además, de proteger a la población civil saharaui en los territorios ocupados.

En un año en el que con tristeza hemos asistido a las celebraciones de la Marcha Verde –campaña brutal con la que el régimen marroquí ocupó por la fuerza el territorio- y en un año en el que se celebra también el 40º Aniversario de los tristemente célebres Acuerdos Tripartitos de Madrid, asistimos con indignación a la continua violación de los derechos humanos de un pueblo hermano para todos nosotros. Asistimos al sufrimiento diario de quienes un día fueron ciudadanas y ciudadanos españoles, abandonados a su suerte por los diferentes gobiernos españoles, en lo que constituye quizás, la herencia más cruel y oscura de la memoria y de la transición española, que no concluirá hasta que la última colonia de África pendiente de descolonización recupere su libertad.



España, integrante del Consejo de Seguridad en el periodo 2015/2016, debe asumir su responsabilidad histórica, legal y política, tal y como Portugal realizó con Timor, y a través de un Pacto de Estado por la Descolonización debe impulsar, de forma honesta y en todos los foros internacionales, el ejercicio del derecho a la libre determinación del Pueblo Saharaui.

El Perú, que reconoció a la República Árabe Saharaui Democrática, en 1984, durante el gobierno constitucional del presidente Fernando Belaunde Terry, pero que en 1996 por gestión del siniestro asesor Vladimiro Montesinos “suspendió” las relaciones diplomáticas, el mandatario Ollanta Humala debe cumplir con lo que prometió en su plan de gobierno y restablecer dichas relaciones y no sucumbir al lobby marroquí que compra conciencias y voluntades, mediante la política del “sobre”, regalos, viajes con todo pagado, cocteles y cenas, a políticos, congresistas, funcionarios del Gobierno, intelectuales y periodistas.

Esperemos, igualmente,  que en las elecciones generales del próximo abril, no se produzcan más traiciones ni abandonos, y que de una vez por todas, el conjunto de las fuerzas políticas que obtengan representación parlamentaria –además del gobierno elegido-, acuerden y asuman un compromiso real con la descolonización del Sáhara Occidental.


No más traiciones. Paz, derechos humanos y libertad para el Pueblo Saharaui.


Ricardo Sánchez Serra
Presidente
Consejo Peruano de Solidaridad con
el Pueblo Saharaui