viernes, 6 de noviembre de 2015

“40 años de la marcha genocida marroquí”

Publicado en el portal "PERUINFORMA.COM"

http://peruinforma.com/opinion-2/40-anos-de-la-marcha-genocida-marroqui-por-ricardo-sanchez-serra/

SAHARA PRESS SERVICE: http://www.spsrasd.info/es/content/%E2%80%9C40-a%C3%B1os-de-la-marcha-genocida-marroqu%C3%AD%E2%80%9D-por-ricardo-s%C3%A1nchez-serra

“40 años de la marcha genocida marroquí”… Por: Ricardo Sánchez Serra


“40 años de la marcha genocida marroquí”… Por: Ricardo Sánchez Serra


Lima, 06  noviembre  2015 (peruinforma.com/ Escrito por: Ricardo Sánchez Serra).-
La histórica Resolución 1514 (XV) de las Naciones Unidas, del 14 de diciembre de 1960, abrió el camino para la independencia de numerosas naciones bajo el yugo colonial. Señala que no se puede negar la libertad a esos pueblos porque es una grave amenaza a la paz, una denegación de los derechos humanos: “Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación”.
Más de 100 nuevas naciones surgieron después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy quedan 17 territorios no autónomos, que por mandato de la ONU, están pendientes de descolonización. Entre ellos: Guam, Nueva Caledonia, Tokelau, Islas Bermudas y Anguila, Polinesia Francesa, Santa Elena, el Sáhara Occidental. Son dos millones de personas que aún viven bajo dominio colonial. Todos son casos de autodeterminación salvo Gibraltar y Malvinas, que deben ser devueltos a España y Argentina.
Sáhara Occidental, última colonia de África. Por diversas resoluciones de la ONU se exigía a España la autodeterminación del entonces Sáhara Español. Presionado, en 1974 realiza el censo, cuyo referendo se realizaría en 1975. Marruecos pide –para retardarlo- que la Corte Internacional de Justicia de La Haya se pronuncie, y la Asamblea General acepta. Solo Marruecos, Mauritania y España estuvieron representados. A los saharauis no los dejaron intervenir. Aún así, la Corte dictamina: “la conclusión del Tribunal es que los materiales e información presentados a él no establecen ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sáhara Occidental y el reino de Marruecos o la entidad mauritana”. Agrega “por tanto, el Tribunal concluye que no ha encontrado vínculos jurídicos de tal naturaleza que puedan afectar a la aplicación de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General a la descolonización del Sáhara Occidental y, en particular, al principio de autodeterminación a través de la libre y genuina expresión de la voluntad del pueblo del territorio” (16 de octubre de 1975).
Previamente, la ONU envió una misión visitadora al Sáhara, “con el encargo de obtener “información de primera mano sobre la situación… incluyendo… los deseos y las aspiraciones de la población… El informe de la Misión fue hecho público el 15 de octubre de 1975. La Misión concluía que la población nativa del territorio quería ser independiente, no sólo de España, sino también de Marruecos y Mauritania” (Colegio de Abogados de Nueva York).
Sabiéndose perdido, el rey feudal marroquí Hassan II organiza (6 de noviembre) la tristemente famosa “Marcha Verde”, que si los saharauis la atacaban, el ejército marroquí “se los comería” (palabras de Hassan II). Una invasión de 350,000 marroquíes que distraía a la prensa internacional, mientras que 25.000 soldados arremetía por el Este, con apoyo aéreo y masacraba a la población civil saharaui, con bombas de fragmentación y fósforo, que huyó hacia Tinduf, formándose los campamentos de refugiados saharauis, en el que se encuentran ya 40 años. Dicha Marcha fue condenada por la ONU mediante la Resolución 380 del Consejo de Seguridad y ordena a Marruecos que la retire.
Hasta ahora se descubren fosas comunes de los saharauis asesinados por los marroquíes, mientras el rey Mohamed VI se apresta a celebrar en El Aaiún, capital del territorio invadido, mientras ha militarizado todo el Sáhara Occidental y aplastado las protestas saharauis. Parte de la comunidad internacional mira insensiblemente a otro lado: los miembros del Consejo de Seguridad, Francia -considerada el amante de Marruecos -lo dijo un embajador galo en Estados Unidos- veta cualquier solución de la ONU; Rusia tiene sus propias problemas internos y está embarcado en la problemática siria y venta de armas; China, tibia, tibia, por problemas en algunas regiones; Gran Bretaña, su tradicional flema la paraliza y EE. UU. que no quiere perder su mercado de armas en Rabat y, además, muchas naciones compradas por Marruecos con la “diplomacia del fosfato” (regalo de miles toneladas para que algunos países le sean afines) o la “política del sobre” (sobornos a funcionarios de gobiernos y donaciones de dinero) y principalmente España -culpable del drama saharauis por entregar un territorio en proceso de descolonización desoyendo las exigencias de la ONU, todo, reitero todo, configura complicidad en el genocidio marroquí contra el pueblo saharaui.

No hay comentarios: