miércoles, 7 de octubre de 2015

Sáhara: que Humala cumpla su promesa

Publicado en La Razón, de Lima-Perú, el 7 de octubre de 2015

http://larazon.pe/opinion/41224-sahara-que-humala-cumpla-su-promesa.html/


Difundido en El Confidencial Saharaui: http://elconfidencialsaharaui.blogspot.com.es/2015/10/sahara-occidental-que-humala-cumpla-su.html

RASD ARGENTINAhttps://rasdargentina.wordpress.com/2015/10/07/sahara-que-humala-cumpla-su-promesa/


Sáhara: que Humala cumpla su promesa


Ricardo Sánchez Serra

La República Saharaui acaba de abrir su embajada en Quito. El embajador Alí Salem Sidi Zein presentó sus cartas credenciales. Salem es un viejo conocido del Perú, porque estuvo como embajador en misión especial por cinco años, estableciendo importantes contactos con todos los sectores de la sociedad.

Cabe destacar que la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) fue reconocida por el país norteño en noviembre de 1983, destacándose por su política seria y soberana. Meses después, el 16 de agosto de 1984, el Perú hizo lo propio, durante la presidencia de Fernando Belaunde. El primer embajador saharaui presentó cartas credenciales ante el mandatario Alan García, siendo canciller el embajador Allan Wagner. 

Lamentablemente, por presiones de la embajada del Reino de Marruecos y del funesto asesor Vladimiro Montesinos, nuestro país "suspendió" en 1996 -sin justificación- las relaciones diplomáticas con la RASD. Si uno observa la carta de suspensión, ésta no cumple la formalidad de un documento formal, ya que no tiene sello y un visto ininteligible, que el gobierno podría declarado nulo.

El reconocimiento a la RASD por parte del Perú continúa, junto a otros 80 países. Cabe recordar que la RASD se encuentra en el norte de África, en un tercio de la zona liberada del Sáhara Occidental, cuyo territorio fue invadido por Marruecos, reino que viola los derechos humanos de los saharauis y saquea sus recursos naturales.



El presidente Ollanta Humala, en su programa de gobierno prometió el restablecimiento de relaciones con la RASD. Incluso envió una misión a ese país, que concluyó con un informe favorable, pero múltiples intrigas marroquíes siguen obstaculizando la decisión soberana del Perú, peor aún que en poder de ese reino feudal se encontraban documentos oficiales de la Cancillería y del Congreso peruanos, violando los Convenios de Viena y configurando intromisión en nuestros asuntos internos y hasta espionaje. El Perú se comporta muy pusilánime

Humala aún puede honrar su palabra y tomar una decisión independiente y soberana, que es la de restablecer relaciones con la RASD. Total, en muchas naciones conviven las embajadas saharauis y marroquíes, como en Uruguay, México, Sudáfrica, Bolivia, Argelia, etc.

Además, daría un nuevo aire a la política exterior con valores puntuales en el derecho internacional, en especial, reafirmando la libre autodeterminación de los pueblos, respaldo a los derechos humanos, respeto a las fronteras; y su dignidad como país, sin claudicar ante las presiones, como en los casos de Chile y Colombia y los floreos del rey feudal Mohamed VI a Cristina Fernández, que los acepta y contradice su posición sobre Malvinas, territorio invadido también. Y, no mencionaré por ahora a otros estados, que sucumben a la “diplomacia del fosfato”, sobornos y amenazas que aplica Marruecos.

El reconocimiento del Perú a la RASD sería, asimismo, una contribución a la paz en África del Norte y un reforzamiento al trabajo de la ONU. 

Twitter: @sanchezserra
https://www.facebook.com/amistadperu.pueblosaharaui.1?ref=aymt_homepage_panel