sábado, 3 de octubre de 2015

El Perú debe restablecer relaciones diplomáticas con la República Saharaui

Publicado en EL CONFIDENCIAL SAHARAUI

http://elconfidencialsaharaui.blogspot.pe/2015/10/el-peru-debe-restablecer-relaciones.html?spref=fb


En el DIARIO DIGITAL DE PERÚ AERONOTICIAS
http://aeronoticias.com.pe/noticiero/index.php?option=com_content&view=article&id=55923:el-peru-debe-restablecer-relaciones-diplomaticas-con-la-republica-saharahui&catid=43:43&Itemid=577

En SAHARA PRESS SERVICE
http://www.spsrasd.info/es/content/el-per%C3%BA-debe-restablecer-relaciones-diplom%C3%A1ticas-con-la-rep%C3%BAblica-saharaui

En el portal PERUINFORMA.COM
http://peruinforma.com/opinion-2/el-peru-debe-restablecer-relaciones-diplomaticas-con-la-republica-saharaui-por-ricardo-sanchez-serra/

En Argentina http://www.diarionco.net/el-peru-debe-restablecer-relaciones-diplomaticas-con-la-republica-saharaui/


El Perú debe restablecer relaciones
diplomáticas con la República Saharaui


Ricardo Sánchez Serra

Lima.- Mediante un comunicado, el Consejo Peruano de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (Copesa) exhortó al Perú a que restablezca relaciones diplomáticas con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) –cumpliendo la promesa del presidente Ollanta Humala, comprendida en el Plan de Gobierno de Gana Perú-, suspendidas injustamente y sin explicación en 1996, por disposición del entonces siniestro asesor Vladimiro Montesinos, que cedió a presiones del reino feudal de Marruecos.

Qué casualidad que cuando Montesinos estuvo huyendo de la justicia peruana (hoy está preso en un cárcel militar purgando condenas por diversos crímenes), estando en Panamá, intentó refugiarse en Marruecos. ¿Un favor por otro?

El Perú reconoció a la RASD el 16 de agosto de 1984 durante el mandato constitucional del presidente Fernando Belaunde Terry. El primer embajador saharaui presentó cartas credenciales en 1986, durante la presidencia de Alan García, siendo canciller el embajador Allan Wagner, quien se desempeña actualmente como director de la Academia Diplomática. Cabe mencionar que la embajada saharaui en Caracas era concurrente con el Perú.

Desde entonces numerosas delegaciones saharauis han viajado a Lima intentado el restablecimiento de relaciones diplomáticas. Incluso, últimamente, una misión peruana viajó a los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tinduf y se entrevistó con el presidente Mohamed Abdelaziz y el canciller Mohamed Ould Salek, y al regresar a la capital peruana presentó un informe favorable para el restablecimiento de relaciones, quedando solamente en manos del mandatario Ollanta Humala la decisión, que incluye la ayuda humanitaria.



La embajada marroquí en Lima está desarrollando, a través de su lobby, intensas presiones para que el Perú no restablezca las relaciones diplomáticas. Para ello se ha valido de numerosos sobornos, en forma de regalos, cocteles, cenas y viajes, a numerosos parlamentarios, intelectuales, políticos, periodistas y funcionarios del Gobierno muy cercanos al presidente para evitarlo.

Asimismo, según versiones cercanas a la Cancillería habría amenazado con retirar su embajada y sus inversiones (que no tiene ninguna); y apelar a que España y Francia se “molesten” con el Perú. Las maniobras marroquíes llegaron a que Arabia Saudita intervenga a favor de Marruecos, motivando una nota de protesta oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú.

Copesa afirma que el gesto de restablecer relaciones con los saharauis “impregnará a la política exterior del Perú un sello propio en la defensa de los valores, del Derecho Internacional y del principio de autodeterminación de los pueblos”.

Fuentes cercanas a la embajada marroquí en Lima, confiaron al suscrito que la embajadora Oumama Aouad se vale de todos los medios, incluso los más sorprendentes, para evitar que el Perú restablezca las relaciones con los saharauis. “La embajadora en continuas situaciones cae presa de los nervios pensando que el presidente Humala tome ya la decisión que prometió”, me dijeron.

“A usted –agregaron- lo odia” y me mostraron una carta fechada el 2011 que la embajadora escribió al cardenal Juan Luis Cipriani –entonces mi jefe- contra el suscrito.

Ecuador

Volviendo al comunicado de Copesa, ésta institución saluda a la RASD con motivo de la apertura de su embajada en la hermana República del Ecuador.

“Nos causa más beneplácito aún que un amigo del Perú, el diplomático saharaui Ali Salem Sidi Zein, haya sido nombrado como primer embajador residente en Quito, habiendo presentado sus cartas credenciales ante el presidente recientemente”, señala.

“Alí Salem –prosigue- estuvo cinco años en el Perú como embajador en Misión Especial, habiendo realizado una fructífera labor en favor de la amistad peruano-saharaui”

Cabe recordar que la República del Ecuador reconoció a la RASD el 14 noviembre de 1983, durante la presidencia constitucional del social cristiano Oswaldo Hurtado Larrea y mantiene relaciones diplomáticas de acuerdo a su política exterior soberana