miércoles, 21 de mayo de 2014

La tortura y lo animalesco del hombre

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 21 de mayo de 2014


La tortura y lo animalesco del hombre

 

Por Ricardo Sánchez Serra

 
Amnistía Internacional (AI) en el marco de la campaña global “Stop Tortura” y en el 30 aniversario de la Convención de la ONU contra la Tortura ha presentado su Informe 2014, centrando su atención en cinco países donde está generalizada esta práctica: Marruecos, Filipinas, Nigeria, México y Uzbekistán.


Son 141 países que utilizan esta abominable práctica, que revela lo más oscuro e incivilizado del hombre, la bestialidad, lo sádico, el placer enfermizo de causar intencionalmente un grave dolor físico o psicológico para quebrar la resistencia y la moral del torturado, en la búsqueda de su degradación, para confesión o intimidación.


Siglo XXI, seguimos animalescos, atentamos contra la naturaleza, no evolucionamos mentalmente y estamos cada vez más alejados de Dios. Por ello provocamos toda clase de catástrofes -y las más inimaginables- en el mundo. Y todavía nos preguntamos ¿por qué suceden tantas calamidades?
 

La gran mayoría de países ha firmado la Convención contra la Tortura –los que no lo han hecho igual tienen que acatarla- y sin embargo son “30 años de promesas incumplidas”, como reza el slogan de AI.


En el territorio del Sáhara Occidental, ocupado por Marruecos, AI expresa ”la tortura y los malos tratos que se practican en comisarías y centros de detención suelen quedar impunes. Los métodos más utilizados de tortura, además de golpes, son la suspensión del detenido por las muñecas, introducir su cabeza en el inodoro, violación con botellas u otros objetos y largos periodos de aislamiento”.

 


Marruecos es condenado por todas las organizaciones de derechos humanos del mundo, sin embargo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, evadió darle prerrogativas de defensa de los derechos humanos a los Cascos Azules de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental Minurso y a pesar de los pedidos del Secretario General Ban Ki-moon, por lo que la población saharaui continúa desprotegida de las tropelías marroquíes.


En otros de los países que AI presta atención, Nigeria, la policía y el ejército usan la tortura de forma habitual, al igual que en México, cuyo gobierno alega que la tortura es la excepción y no la norma.


En Uzbekistán, la tortura también está generalizada, pero pocos torturadores responden alguna vez de sus actos ante la justicia. El país está cerrado para AI. Y en Filipinas se descubrió un centro de detención secreto donde la policía maltrataba a los detenidos "por diversión". ¡El colmo, no habrá perdón de Dios!

No hay comentarios: