miércoles, 19 de marzo de 2014

¡Cuidado con los rusos!

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 19 de marzo de 2014


¡Cuidado con los rusos!

TAGS:  Vladimir Putin - Crimea - Ucrania - Barack Obama - Kósovo - Serbia - Osetia del Sur - Abjasia - Letonia - Estonia - Ángel Pérez González - Chapulín Colorado

Ricardo Sánchez Serra

La Rusia de Vladimir Putin está a punto de engullirse Crimea, una región de Ucrania, un país distinto al ruso, en donde si bien esta etnia es mayoritaria, coexisten dos minorías, la tártara y la ucraniana.

Una vez más, Rusia no respeta la integridad territorial de otro país, basándose en una equívoca interpretación del derecho de autodeterminación de los pueblos. En esa línea, el líder ruso Putin, llamó al presidente norteamericano Barack Obama y dijo que el referendo de Crimea era legítimo y en un tufillo de revancha, recordó el antecedente de Kósovo, cuyo Parlamento proclamó su independencia unilateral de Serbia. Se olvida que en Kósovo, los serbios estaban consumando un genocidio étnico contra los albaneses-kosovares, lo que no ocurría en Ucrania.

En esa oportunidad varios países integrantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, señalaron que Kósovo constituía un caso “sui generis” y que no debe interpretarse como un precedente.

Si bien en Crimea existe una mayoría rusa, ¿es justo que se disgregue y se anexe a Rusia? Después de la segunda guerra mundial las potencias acatan las fronteras y la formación de países en base a las fronteras coloniales. Si comenzaran a variar las fronteras por el uso de la fuerza no habría paz.

El problema de Rusia o de Putin es que tienen siempre la excusa de "auxiliar" a los rusos en otros países, sin respetar la integridad territorial de los Estados. Ejemplos son Osetia del Sur y Abjasia, en Georgia. Al respecto, el internacionalista Ángel Pérez González señala: "Para numerosos estonios, letones, ucranianos o kazajos, detrás de las reivindicaciones de las minorías rusas, está la propia Rusia, ansiosa por perpetuar su dominio y poder".
 
 

Yéndonos al extremo, sería peligroso entonces para cualquier país, tener minorías rusas, porque querrán crear mini Estados. ¿Será su idiosincrasia? Actualmente existen numerosos problemas con esa minoría en Estonia y Letonia, por ejemplo. En estas naciones existe un revanchismo histórico por los desmanes del imperialismo ruso y de los regímenes comunistas soviéticos. En alguno de ellos no tienen incluso derecho al voto y son relegados en trabajos y salarios. Esta es la otra cara de la medalla, el derecho de las minorías en todos los casos, debe respetarse. Pero el peligro estriba en que un mesiánico Chapulín Colorado, en este caso Putin, acuda al llamado de “¿Y ahora quién podrá ayudarme?”.


 

No hay comentarios: