jueves, 31 de octubre de 2013

El Perú rinde homenaje a Wallenberg

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima Perú, el 31 de octubre de 2013

Y en GENERACCION: http://www.generaccion.com/noticia/191812/peru-rinde-homenaje-wallenberg

El Perú rinde homenaje a Wallenberg

Por Ricardo Sánchez Serra

El próximo lunes la Municipalidad de San Miguel, los países de Israel y Suecia inaugurarán en la Costa Verde el parque Raoul Wallenberg.
 

Ello reviste especial significado porque Raoul Wallenberg, personaje y héroe universal, fue un gran defensor de los derechos humanos: salvó cien mil judíos de morir a manos de los nazis, cuando desarrollaba su labor diplomática en la Embajada de Suecia en Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. Si se quiere entender mejor es el “Schindler” (hecho popular por el filme “La lista de Schindler” de Steven Spielberg) sueco.
 

Wallenberg, poniendo en riesgo su vida, expidió miles de salvoconductos a judíos húngaros haciéndolos pasar como suecos pendientes de repatriación. Además, colocó la bandera de Suecia en numerosas casas de refugio judías, para evitar así los allanamientos y que se los lleven a campos de concentración. Fue apoyado por el diplomático suizo Carl Lutz.

Parece fácil el relato, pero los numerosos peligros que pasó, los enfrentamientos con las autoridades húngaras pro nazis, atentados y hasta tuvo que sobornar para continuar con sus pasaportes salvoconductos. Se enfrentó nada menos que a Adolf Eichmann, responsable de la “solución final”. Todo escrito queda corto ante los detalles de su historia para salvar vidas.

Falta esclarecer su muerte. Cuando las tropas soviéticas liberaron Hungría, Wallenberg, sin explicación alguna, fue arrestado y enviado a distintas prisiones como Lubyanka, en donde se dice que murió en 1947. Pero sobrevivientes de los centros carcelarios aseguran haberlo visto vivo en la década del ´50.

A pesar de diversas gestiones diplomáticas de Suecia, Estados Unidos y otras organizaciones los soviéticos se aferran a que murió en prisión en 1947. Se espera que se sigan desclasificando documentos de los servicios de inteligencia soviéticos que esclarezcan lo que ocurrió con Wallenberg, como ya se determinó quienes fueron los responsables de la matanza de miles de oficiales polacos en Katyn y que en un principio por la campaña de desinformación comprometía a los nazis y hoy se sabe que fue el ejército soviético.

En varias partes del mundo se han construido monumentos al diplomático sueco para perennizar su obra en defensa de la vida, así como bustos, colegios y placas en su honor. Hay filmes que retratan su vida. Le fue concedido el reconocimiento del gobierno de Israel como Justo entre las naciones”.

Por ello es muy acertada la iniciativa del alcalde Salvador Heresi de construir un parque a un héroe del Holocausto y un homenaje a los países de Israel y Suecia, cuyas relaciones diplomáticas, políticas y comerciales con el Perú son de las mejores y la amistad se estrecha cada vez más y estamos identificados más aún por la defensa de los derechos humanos.

Señala el Talmud que “aquel que salva una sola vida, salva al universo entero” y su testimonio de vida, su coraje, su hazaña, es un ejemplo para todos. Necesitamos muchos Raoul Wallenberg.

jueves, 24 de octubre de 2013

Se deben restablecer las relaciones diplomáticas con los saharauis

 




Se deben restablecer las relaciones
diplomáticas con los saharauis

Por Ricardo Sánchez Serra*

El Consejo Peruano de Solidaridad con el Pueblo Saharaui y numerosos adherentes enviaron un memorial, hace unos días, al Presidente Ollanta Humala Tasso, en el que se le solicita se restablezca las relaciones diplomáticas con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y ayuda humanitaria para los campamentos  saharauis de refugiados de Tinduf en Argelia.
El hecho es de suma importancia para mantener la paz en el norte de África y para que el Perú reafirme los principios que guían a nuestra diplomacia, que son el respeto al Derecho Internacional, en especial a la libre determinación de los pueblos y a las resoluciones de la ONU sobre descolonización y defensa de los derechos humanos.
El Sáhara Occidental está considerado por las Naciones Unidas como un territorio no autónomo, pendiente de descolonización. España es la potencia administradora –aún reconocida por la ONU- que cedió ilegalmente ese derecho a Marruecos y Mauritania en noviembre de 1975, que ocuparon el territorio motivando que la población saharaui huya hacia la frontera con Argelia, estableciéndose en los campamentos de refugiados de Tinduf.
Luego de la salida del último soldado español, el Frente Polisario, único representante del pueblo saharaui reconocido por la ONU, fundó la RASD el 27 de febrero de 1976, en los territorios liberados. Se debe aclarar que no tiene un gobierno en el exilio, porque para ser considerado un Estado, debe tener gobierno, territorio y población, requisitos indispensables que ostenta.
Desde esa fecha más de 80 países han reconocido a la RASD, entre ellos el Perú en 1984, en el gobierno del Arq. Fernando Belaunde Terry. En 1986 el primer embajador saharaui presentó sus cartas credenciales. Pero, en 1996, se suspendieron las relaciones diplomáticas –no el reconocimiento- con la RASD, en forma unilateral e injusta. En esos días llegó a Lima el canciller saharaui, no siendo ni siquiera recibido en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Algo raro había bajo la alfombra.
Van casi 38 años que los saharauis viven en campos de refugiados, en el desierto, esperando que las NNUU disponga su libre determinación que no llega, estancamiento que parte del desinterés de muchos países. La crisis económica internacional hace que haya disminuido sustancialmente las donaciones de alimentos y medicinas.
En el plan de gobierno del presidente Humala figura el apoyo al pueblo saharaui, en su capítulo “Solidaridad Internacional”. Es menester que cumpla su promesa. Ello contribuirá al proceso de paz. En otros países conviven, sin problemas, las embajadas marroquíes y saharauis: México, Sudáfrica, Argelia, Uruguay, Bolivia, Panamá, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, El Salvador, son solo unos ejemplos. ¿Por qué en el Perú no puede existir también esa igualdad?

lunes, 14 de octubre de 2013

Los saharauis son seres humanos. Discurso ante el IV Comité de Descolonización de la ONU

Publicado en GENERACCION: http://www.generaccion.com/noticia/191404/yo-soy-saharaui

Discurso ante el IV Comité de Descolonización de
la ONU reunido en Nueva York, el  10 de octubre de 2013

VER VIDEO EN:  https://docs.google.com/file/d/0B6gikIu_cMraNTJxRjRWZmdmTEU/edit?usp=drive_web
(En español, inglés y francés)
LOS SAHARAUIS SON SERES HUMANOS

Por Ricardo Sánchez Serra

- Discurso pronunciado ante La Comisión Política Especial y de Descolonización (Cuarta Comisión) 




Honorables señores miembros del IV Comité de Descolonización:

Agradezco al Observatorio Aragonés sobre el Sáhara Occidental, al Consejo Peruano de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (COPESA),  por permitirme dirigirme a ustedes -vengo desde el Perú- para defender una noble causa: la del pueblo saharaui y solicitarles que de una vez por todas se ordene la realización inmediata del referéndum que logre su libre autodeterminación e independencia, que ponga fin a la invasión de su territorio –que es la última colonia en África- por parte de Marruecos. El pueblo saharaui espera su libertad desde hace 37 años. Sus familias viven injustamente separadas, por el muro militar marroquí de la vergüenza, una parte en el territorio ocupado víctima de diarias violaciones a sus derechos humanos, y la otra en el territorio liberado y en los Campamentos de Refugiados en Tinduf, en un hostil desierto viviendo de la caridad y solidaridad internacional.
Ya no se trata de debatir sobre argumentos históricos y jurídicos de quién tiene la razón, pues el Tribunal de La Haya ya dio su veredicto en un conocido e histórico dictamen el 16 de octubre de 1975, que señala que no existe ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sáhara Occidental, por una parte, y por el Reino de Marruecos y el complejo mauritano por la otra; por lo que debe aplicarse el principio de la libre autodeterminación mediante la expresión libre y auténtica de la voluntad de las poblaciones del territorio.

Asimismo, decenas de resoluciones de la Unión Africana y de la Asamblea General de la ONU y del Consejo de Seguridad reconocen al pueblo saharaui su derecho a la autodeterminación para lo que se creó la Misión de Naciones Unidas para el Referendum en el Sahara Occidental (MINURSO), desplegada en el territorio desde 1991 para celebrar un referéndum en seis meses. Sin embargo, llevamos 22 años de espera.

Los siete mil millones de habitantes de todo el mundo os están observando, señores miembros, para que pongan fin al sufrimiento del pueblo saharaui y evitar que este grandioso pueblo desaparezca de la faz de la tierra por la acción sistemática genocida del Estado ocupante ante la indiferencia de muchos países.

Basta ver las noticias: todos los días se cometen violaciones a los derechos humanos del pueblo saharaui por parte de la potencia ocupante. También se pretende eliminar su patrimonio cultural material e inmaterial: en los territorios ocupados ya no se enseña el español, se les educa en una inventada historia oficial marroquí y no saharaui; son acosados si usan su vestimenta típica. La potencia ocupante procura, asimismo, destruir otro patrimonio cultural material que da testimonio de la historia y la cultura del Sáhara Occidental, un territorio no autónomo. Por ejemplo, arrasaron el monumento histórico Fuerte de Villa Cisneros. Pretendieron demoler la Iglesia Católica de Dajla. La agresión llega al extremo de que a los saharauis se les ha prohibido el uso de la “jaima”, carpas símbolo de la identidad nacional saharaui. Y, no lo digo yo, lo señala la experta independiente de las Naciones Unidas Farida Shaheed, que “se enteró, con preocupación, de que los saharauis no gozan nunca, en la práctica, del derecho de registrar a sus hijos en el registro civil bajo el nombre que desean, en particular, según la práctica hassanía de utilizar nombres compuestos”.

En resumen asistimos a un genocidio cultural, prácticas racistas que recuerdan la política de discriminación racial del apartheid en Sudáfrica. 
Mientras las Naciones Unidas se tardan en buscar una solución para la autodeterminación del pueblo saharaui, las riquezas de su territorio se ven expoliadas por Marruecos, la potencia invasora: el banco pesquero, la venta de arena, los fosfatos, las explotaciones agrícolas, etc sin ningún beneficio para la población sojuzgada, la saharaui. Más del 50 por ciento está desocupada, mientras los colonos marroquíes obtienen los empleos.

Honorables señores miembros del IV Comité de Descolonización: el mundo acaba de conocer con estupefacción el descubrimiento de fosas comunes de saharauis asesinados en 1976 durante la ocupación marroquí, cuya historia oficial mencionaba que eran “desaparecidos”. Estos son delitos de lesa humanidad que no prescriben, y nos indigna, una vez más, todo lo que acontece con el pueblo saharaui: falta de libertad, detenciones y torturas, que felizmente las modernas tecnologías informativas nos hacen conocer y que rompen el silencio informativo cómplice de los grandes medios de difusión.

Están a tiempo señores, de continuar insistiendo en la necesidad de realizar el referendo de autodeterminación del pueblo saharaui y de pedir que la MINURSO tenga atribuciones de defensa de los derechos humanos. Es más, debería recomendarse el reconocimiento –para los países que aún no lo hayan hecho- de la República Árabe Saharaui Democrática y ser aceptada por las Naciones Unidas, para que exista mayor igualdad, equidad y mayores condiciones de negociación para la devolución del territorio ocupado por Marruecos.

En sus manos está el futuro de un pueblo, que espera la autodeterminación por más de 37 años, y que confía en ustedes y en la legalidad internacional. Ustedes son su esperanza. Resoluciones cada vez más enérgicas son necesarias ante la inacción internacional. No los defraude. Puede ser la última oportunidad para una solución pacífica. Es conocido que Marruecos bloquea las negociaciones en las Naciones Unidas, si continúa así debe obligársele a retirarse del territorio ocupado mediante los Cascos Azules.
Como señalan tanto el Secretario General Ban Ki-moon, como su enviado personal el embajador Christopher Ross, el statu quo es inaceptable. La situación es insoportable. ¿O se está esperando una matanza del pueblo saharaui, como antes se hizo en Ruanda o en Bosnia, para que las Naciones Unidas actúen?
Se necesitan resoluciones audaces, señores del Comité, pasen a la historia. No sean un Comité de paso. Pasen a la historia.
                           Saludando al presidente del Comité,  Carlos Enrique García Gonzalez, Embajador de El Salvador, Representante Permanente en las Naciones Unidas.
Los saharauis son seres humanos. Yo soy saharaui.

Excellences, Ladies and Gentlemen,

I thank the “Observatorio Aragonés sobre el Sáhara Occidental,”, CODESA, San Miguel de Lima city council and its major, Mr Salvador Heresi, for allowing me the opportunity to address you (I come from Peru) to defend a noble cause: that of the Sahrawi people, and to ask you to implement immediately, once for all, the referendum that may let this people its self-determination and Independence and put an end to the invasion of its Territory, the last colony of Africa, by Morocco. The Sahrawi people waits for its fully freedom since 37 years. The Moroccan military wall of shame has unjustly divided its families. Some of them are living in the occupied Territory victims of the daily violation of their human rights, and the others in the liberated Territory and the Refugee Camps in Tinduf in the hostile desert living thanks to international charity and solidarity.

It is no more necessary to debate about historic and legal arguments about what position is justified because the International Court of Justice has already ruled the question in its well-known opinion dated October 16th 1975, that states that there is no tie of “territorial sovereignty or co-sovereignty” between the Western Sahara and Morocco or Mauritania, and therefore the principle of self-determination should be applied “through the free and authentic expression of the will of the peoples of the Territory”.

We find also dozens of resolutions of the African Union and the General Assembly and the Security Council of the United Nations, which recognize the right of self-determination of the Sahrawi people, ant to that end the UN established its “United Nations Mission for the Referendum in the Western Sahara” (MINURSO in its Spanish acronym), displayed in the Territory since 1991 to hold the referendum in 6 months. However, we are waiting for 22 years.

The seven billion inhabitants of our world are looking at you, Excellences, to put an end to the suffering of the Sahrawi people and to avoid that this great people may disappear from the earth by the genocide systematic action of the occupying State with the indifference of many countries.

We have just to look at the news: every day violations of the human rights of the Sahrawi people are committed. Morocco tries to eliminate the material and immaterial cultural Saharawi heritage: in the occupied territories the Spanish language is not offered in the State managed schools, the children are educated under a Moroccan constructed official history that ignores the Western Sahara genuine history; the Sahrawis are harassed if they wear their distinctive traditional clothes. The occupying power tries to delete the material cultural heritage which witnesses the history and culture of the Western Sahara as a non Moroccan Territory. For instance, the Moroccan authorities have razed the historic Fortress of Villa Cisneros and also pretended to raze the Catholic church in the same city. The aggression even gets to the point to forbid the use of the traditional “khaima” to the Sahrawis, their national identity symbol. It’s not me who says that, but the independent expert of the United Nations, Ms Farida Shaheed, who “recommended that measures limiting the cultural rights of the population of Western Sahara should be immediately revoked, and reported that a number of Saharawi had been unable to give their children Hassani names”. In summary, we are attending to a cultural genocide, and to racist practices that reminds us the South-African Apartheid.

As the United Nations delay the solution to the self-determination of the Sahrawi people, the wealth of the Territory are spoiled by Morocco, the invader State: the fisheries, the sand, the phosphates, the agricultural excluding the Sahrawi subdued population. More than 50% of the Sahrawis are unemployed as the jobs are granted to Moroccan settlers.

Excellences, members of the Fourth Committee: the world has just known stupefied to the discovery of mass graves of Sahrawis assassinated in 1976 as Morocco began its occupation and considered them as “disappeared”. These are crimes against humanity that may not prescribe. We are all injured, once more, with the sufferings of the Sahrawi people: lack of freedom, detentions and tortures that the new technologies let us know breaking the accomplish informative black-out of the great mass-media.

You are on time, Excellences, to keep on insisting on the necessity to hold the referendum of self-determination of the Sahrawi people and to ask that the MINURSO should be granted competences about human rights monitoring. Even, this General Assembly may recommend the recognition, to the States that haven’t did it yet, of the Sahrawi Republic and its admission in the United Nations, so that there should be a more equitable negotiation to return the territory occupied by Morocco.

In your hands lies the future of a people who waits for its self-determination for more than 37 years and who trust in you and in the International Law. You are their hope. Resolutions even stronger are needed before the international inaction. Don`t defraud them. It may be the last chance for a peaceful solution. It is well known that Morocco blocks the negotiations in the United Nations. If this attitude persists, Morocco should be obliged by the blue helmets to withdraw from the Territory.

As the Secretary-General, Mr Ban Ki Moon and his Personal Envoy, Ambassador Christopher Ross have pointed, the status quo is not acceptable. The situation is unbearable. Or somebody is waiting to a massacre of the Sahrawi people like in Rwanda or Bosnia to take action?

Sahrawis are human beings. I am a Sahrawi.

Honorables messieurs du 4ème Comité de décolonisation,
J’exprime mes remerciements à l’Observatoire aragonais pour le Sahara Occidental, a CODESA, à la Municipalité de San Miguel (Lima) et à son maire M. Salvador Heresi, qui m’a permis de m’adresser à vous –je viens du Pérou- pour défendre une noble cause, celle du peuple sahraoui,et vous solliciter qu’il soit donné l’ordre une fois pour toutes de réaliser un référendum immédiaten vue d’aboutir à leur auto-détermination et à leur indépendance, et en mettant fin à l’invasion par le Marocde leur territoire -qui demeure l’ultime colonie en Afrique-. Le peuple sahraoui attend sa liberté depuis 37 ans. Ses familles qui vivent séparées de manière injuste par le mur militaire marocain de la honte, sont localisées dans une partie des territoires occupés et sont victimes d’atteintes quotidiennes aux droits de l’homme, et dans une autre partie des territoires libérés et dans les campements de refugiés de Tindouf, dans un désert hostile, vivant de la charité et de la solidarité internationale.    
Il ne s’agit pas de lancer un débat sur des arguments historiques et juridique,à la lumière de celui qui a raison, car la Cour de La Haye a déjà rendu son verdict dans le cadre d’une expertise historique et reconnue, datant du 16 octobre 1975, qui signale qu’il n’existe aucun lien de souveraineté territoriale entre le territoire du Sahara Occidental d’une part, et le Royaume du Maroc, d’autre part, raison pour laquelle il doit être appliqué le principe de la libre auto-détermination à travers l’expression libre et authentique de la volonté des populations dudit territoire.
En outre, des centaines de résolutions de l’Union Africaine, de l’Assemblée générale de l’ONU et du Conseil de sécurité reconnaissent le droit du peuple sahraoui à l’auto-détermination, ce qui a débouché sur la création de la Mission des nations Unies pour le référendum au Sahara Occidental (MINURSO), déployée dans le territoire depuis 1991 pour organiser un référendum dans les six mois. Néanmoins, 22 ans d’attente ont passé.
Messieurs les membres du Comité, les six milliards d’habitants du monde entier nous observent afin que vous puissiez mettre un terme à la souffrance du peuple sahraoui et éviter que ce grand peuple ne disparaisse de la face de la terre, à cause de l’action génocide systématique de l’Etat occupant, face à l’indifférence de plusieurs pays.    
Il suffit de regarder les informations : des atteintes aux droits de l’homme sont commises  chaque jour contre le peuple sahraoui de la part de la puissance occupante, qui envisage également d’éliminer son patrimoine culturel matériel et immatériel : dans les territoires occupés, l’espagnol n’est plus enseigné et les écoliers apprennent l’histoire officielle marocaine et non pas sahraouie; ils sont harcelés lorsqu’ils portent des habits traditionnels. La puissance occupante cherche également à éliminer un autre patrimoine culturel qui témoigne de l´histoire et de la culture du Sahara Occidental, un territoire non autonome. A titre d’exemple, les marocains ont détruit le monument historique «Fuerte de Villa Cisneros». Ils ont envisagé de démolir l’Eglise catholique de Dakhla. L’agression est parvenue à un point tel qu’il a été interdit aux sahraouis d’utiliser la «khaima», la tente symbolisant l’identité nationale sahraouie. Et ce n’est pas moi qui l’affirme; c’est l’experte indépendante de l’UNESCO, Farida Shaheed,qui «s’est rendue compte avec préoccupation que les sahraouis n’exercent pratiquement jamais du droit d’enregistrer leurs enfantsàl’Etat civil sous un nom de leur choix, notamment, selon la tradition hassanie d’utiliser des noms composés».
En résumé, nous assistons à un génocide culturel et à des pratiques racistes qui nous font rappeler la politique de discrimination raciale de l’apartheid en Afrique du Sud.
Pendant que les Nations Unies tardent à chercher un règlement de l’auto-détermination du peuple sahraoui, les richesses de son territoire font l’objet d’une expoliation par le Maroc, la puissance envahisseuse : les bancs de poissons, la vente de sable, les phosphates, les exploitations agricoles et autres richesses ne bénéficient pas à la population sahraouie soumise, dont plus de 50% est au chômage.
Honorables messieurs les membres du 4ème Comité de décolonisation. Le monde vient d’apprendre avec stupéfaction la découverte de fosses communes de sahraouis assassinés en 1976 durant l’occupation marocaine, et que l’histoire officielle rapportait qu’il s’agissait de «disparus». Ce sont des crimes contre l’humanité qui sont imprescriptibles, et tout ce qui arrive au peuple sahraoui nous révolte une fois de plus : le manque de liberté, les arrestations et les tortures, qui, heureusement, grâceaux technologies modernes de l’information, nous en sommes tenus au courant, ce qui rompt le silence informatif complice des grands medias.   
Messieurs, vous avez encore le tempsde continuer à insister sur la nécessité du référendum d’auto-détermination du peuple sahraoui et de recommander que la MINURSO soit investie d’attributions relatives à la défense des droits de l’homme. En outre, il est recommandé aux pays qui ne l’ont pas encore fait, de reconnaître la République Arabe Sahraouie Démocratique et d’être acceptée par les Nations Unies, afin qu’il puisse y avoir davantage d’égalité, d’équité et d’amples conditions de négociation en vue de la restitution du territoire occupé par le Maroc.
L’avenir d’un peupleest entre vos mains. Il attend l’auto-détermination durant plus de 37 ans, et a confiance en vous et en la légalité internationale. Vous êtes leur espoir. Des résolutions de plus en plus fermes sont nécessaires face à l’inaction internationale. Ne les décevez pas. Cela pourrait être l’ultime opportunité pour un règlement pacifique. Il est connu que le Maroc bloque les négociations aux Nations Unies; s’il continue ainsi, il faut l’obliger à abandonner le territoire occupé avec l’intervention des Casques bleus.
Le statu quo est inacceptable, comme l’affirment le secrétaire général, Ban Ki-moon, et son envoyé spécial, Christopher Ross. La situation est insoutenable. Ou attend-on qu’il y ait une tuerie du peuple sahraoui, telle qu’elle s’est produite au Rwanda ou en Bosnie, pour que les Nations Unies réagissent?
Les sahraouis sont des êtres humains. Je suis sahraoui. 

http://www.wshrw.org/debate-en-la-onulos-saharauis-son-seres-humanos-yo-soy-saharaui-observatorio-aragones-para-el-sahara-occidental/

LA RAZON 17 DE OCTUBRE

COLUMNISTA DE LA RAZÓN DISERTA EN ONU

Actualidad | 17 octubre, 2013
 
El periodista y columnista de La Razón, Ricardo Sánchez Serra, disertó sobre el tema del Sáhara Occidental, en el IV Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.
“Señores del comité, se necesitan resoluciones audaces. Pasen a la historia. No sean un comité de paso”, señaló nuestro columnista Ricardo Sánchez Serra, refiriéndose al tema del Sahara Occidental.
“Su territorio está ocupado por Marruecos desde 1975 y la población saharaui sufre violaciones a los derechos humanos y la otra parte que huyó de la invasión vive en campamentos de refugiados asistidos por la caridad internacional”, denunció.
Agregó que “la ONU debe obligar a Marruecos a realizar el referendo de autodeterminación del pueblo saharaui o retirarlo mediante los Cascos Azules”, dijo y agregó que “debe reconocerse a la República Árabe Saharaui Democrática ?por parte de los países que aún no lo hayan hecho- y ser aceptada por las Naciones Unidas, para que exista mayor igualdad, equidad y mayores condiciones de negociación para la devolución del territorio ocupado por Marruecos”.

¿Ceder a extorsiones?

Publicado en el diario LA RAZÓN, el 10 de octubre de 2013


¿Ceder a extorsiones?

Por Ricardo Sánchez Serra

Existen instituciones legales y no legales, algunas ONGs que piden a empresas públicas y privadas, municipios, regiones o al propio Estado hacerles un trabajito que estudie el nivel de contaminación del río, del mar, de la selva, o cómo va la señal de un medio en Pasco, en Carabayllo.

También otras que se encargan de ver el nivel de aceptación de las autoridades, el recojo de la limpieza, el avance de las obras, la atención al público, etc.

Igualmente, ciertas asociaciones que quieren premiar a un presidente de directorio o alto ejecutivo de una empresa o a la misma empresa o a alguna autoridad o embajador extranjero, les envían una carta haciéndoles partícipes que han sido galardonados con una distinción “x” y que la ceremonia se realizará en tal o cual fecha. Y en la entrevista muestran mucha alegría y cortesía, pero cuando el honrado agradece y pregunta detalles, le dicen que el premio vale 400 soles y que tiene que comprar una o dos mesas en el restaurante con 10 comensales en cada mesa y que cada uno cuesta 100 soles, pero que el premiado no paga, como si fuera una ganga. ¡Qué desfachatez!

 

No generalizo, estoy diciendo algunas organizaciones, no todas las organizaciones, por si alguna se siente afectada. Ahora también hay organizaciones y organizaciones. Unas de prestigio otras de dudosa reputación.

Algunos acceden por la necesidad de obtener honores, galardones, que engruesen su currículo o que su compañía sea reconocida. Pero también tienen que optar por alguna organización de prestigio, que tiene premios tradiciones desde hace varios años y que no se ponga en duda su reputación. Me contaron que más de una entidad o embajada fue hasta estafada.

Es, pues, cuestión de cada empresa decidir si entra en ese juego o no. Pero se está viendo que cuando una corporación no accede a la premiación o a algún trabajito, algunas de esas firmas “premiadoras” critican en los medios por algún tema el accionar de tal o cual institución o personaje, o favorecen con descaro a la competencia, que posiblemente los contrató. Y eso tiene un nombre: extorsión.

Incluso, por transparencia, las empresas de prestigio no deberían organizar algún concurso, competencia o evento de premiación, si participan instituciones que las hayan contratado. Eso sería justo y ético.

Lo contrario sería en  palabras de Al Capone: “Puedes conseguir más con una palabra amable y una pistola, que con solo una palabra amable”.

 

 

martes, 1 de octubre de 2013

Las mentiras de Marruecos

Publicado en LA PRIMERA el 29 de setiembre de 2013

OPINIÓN



Las mentiras de Marruecos



 Campamentos de refugiados saharauis, a los que han sido desplazados por Marruecos.
 
Marruecos tiene una gran embajada en Lima, no ha invertido un dólar en el país y su relación comercial con el Perú es casi nula. Solo se explica su existencia para tratar de evitar que el Perú restablezca relaciones diplomáticas con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). 
AMENAZAS

Y si ya las embajadas de la RASD están instaladas, amenazan a los gobiernos con cerrar las sedes marroquíes, cosa que hacen provisionalmente porque después regresan. Asimismo, engatusan al amenazar con retirar sus “millonarias” inversiones, porque no las hay. 

El rey marroquí Mohamed VI no quiso venir a Lima para asistir a la III Cumbre América del Sur-Países Árabes (ASPA) y es más: su embajadora, Oumama Aouad, le mintió a la Cancillería peruana al reconfirmar que vendría, sabiendo que su gobierno había programado para esa fecha recibir al presidente español Mariano Rajoy en Rabat, haciendo estéril el viaje del entonces ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, para invitar al monarca. Fue un desaire escandaloso a la Cancillería y al gobierno peruano.

La embajada marroquí invierte millonarias sumas en regalos, agasajos y en invitar a políticos y periodistas a Marruecos, como una forma asolapada de soborno. En otros países los viajes sufragados por gobiernos extranjeros han sido prohibidos ante el riesgo de que fueran usados por distintos lobbies.

Cuando algunas naciones intentan establecer relaciones diplomáticas con la RASD, los marroquíes mediante sus lobbies tratan de bloquearlas. Incluso utilizan a ex presidentes para buscar políticos influyentes que entorpezcan la decisión. 

PRESIONES Y MÁS MENTIRASY si ya las embajadas de la RASD están instaladas, amenazan a los gobiernos con cerrar las sedes marroquíes, cosa que hacen provisionalmente porque después regresan. Asimismo, engatusan al amenazar con retirar sus “millonarias” inversiones, porque no las hay.

Cuando diplomáticos saharauis visitan a los países de América Latina, los marroquíes los espían y después piden entrevistas con quienes ellos hayan conversado. Incluso, tratan de entorpecer los eventos pro saharauis boicoteándolos o enviando a gente que grite o insulte a los expositores, como sucedió en Lima en los locales del Colegio de Abogados de Lima y de la Federación de Periodistas del Perú.

Los marroquíes intentan, mediante mentiras, cambiar la historia y ocultar el fallo adverso del Tribunal de Justicia de La Haya, que claramente declara que “no existe ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sahara Occidental y el reino de Marruecos y la entidad mauritana” (16 de octubre de 1975).

LA VERDADLos saharauis no son marroquíes. Eso que quede claro. Quieren su independencia. Marruecos invadió un territorio que jamás fue suyo, “anexión” que no es reconocida por ningún país del mundo; además que no se puede convalidar una ocupación ilegal, porque sería un peligroso precedente y cualquier Estado podría invadir otro sin que tenga ninguna sanción. 

Los gobiernos, si se aprecian de defender el Derecho Internacional, los principios de la libre determinación de los pueblos y de respetar los fallos de las cortes internacionales, garantías de la paz internacional y de la convivencia civilizada, deben respaldar al pueblo saharaui y acelerar su libre autodeterminación y evitar así que Marruecos siga ejecutando el genocidio.